El nuevo padrón resta en un año otros 27.000 jóvenes a Galicia

La comunidad encadena cuatro años de pérdida de población total


Redacción / La Voz

Galicia ha arrancado demográficamente el 2014 con los peores registros de lo que va de siglo. Al imparable saldo negativo que desde finales de los años ochenta presenta una comunidad con más fallecimientos que nacimientos se une, para ensombrecer aún más el escenario poblacional, una creciente fuga de residentes extranjeros y una más que notable pérdida de jóvenes.

El desastroso cóctel demográfico retrata a una Galicia que pierde población por cuarto año consecutivo, según los datos del padrón continuo que con efectos del 1 de enero del presente año publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística. La comunidad tiene ahora 2,74 millones de habitantes, 18.381 menos que al inicio del año pasado. Es el mayor descenso de todo el siglo XXI, lo que evidencia que el problema demográfico no encuentra en Galicia ni solución ni tampoco freno.

Ahora residen en la comunidad 50.094 personas menos que en el 2010, año que marcó el récord histórico de población de la comunidad, gracias entonces a un balance migratorio positivo, que ya no existe tampoco. Es como si Cambre y Cangas do Morrazo se hubiesen quedado sin vecino alguno en tan solo cuatro años. Tal retroceso nos lleva a un escenario poblacional similar al que se registraba en el 2002, o lo que es lo mismo, Galicia ha retrocedido doce años poblacionalmente.

Mayor caída joven

La pérdida de integrantes de los grupos más jóvenes aporta gran parte de las respuestas a la intensidad del declive demográfico que está sufriendo Galicia. A los 118.622 jóvenes que ha perdido el grupo de edad de entre 15 y 34 años desde el 2008 hasta el 2013 se unen ahora 27.207 más en los que dicho contingente ha vuelto a bajar en el último año, también el peor en lo que a su evolución negativa se refiere. Los jóvenes comprendidos entre ambas edades eran hace solo dos años el 22,5 % de la población de Galicia, y ahora, a 1 de enero del 2014 son el 20,7 %, en total 569.955 integrantes.

Con dicho desplome en el padrón respecto al número de jóvenes, no es de extrañar que entre ellos se encuentre el grupo quinquenal que más desciende de toda la pirámide de población de la comunidad. El repunte en la emigración joven y la marcha de parte de los inmigrantes llegados en los últimos años hace que entre 30 y 34 años se registre una caída en el padrón de 12.155 personas entre enero de este año y el mismo mes del anterior. Ahora son 193.799 los jóvenes de dichas edades que viven en Galicia, 37.030 menos que hace tan solo cinco años.

En otros 8.626 jóvenes baja el grupo de 25 a 29 años, y en más de tres mil cada uno lo hacen también los que abarcan de 20 a 24 y de 15 a 19.

De 75 a 79 años

Curiosamente es un grupo de mayor edad el que más cae proporcionalmente en el padrón del último año, en su caso por efectos de la mortalidad, sobre todo masculina. El segmento que abarca de los 75 a 79 años baja en los últimos registros del INE un 6,24 % al retroceder en 8.723 personas. Es en todo caso el único segmento de los mayores que retrocede, ya que los demás entre 65 y 100 o más años crecen, probando así el paulatino envejecimiento de la comunidad. Es justamente el grupo de los centenarios el que más aumenta proporcionalmente de toda Galicia al llegar ahora a 1.293 las personas que acumulan más de una centena de años en su vida. En los últimos doce meses su número se incrementó en 106 ancianos más, un 8,93 %, nivel al que solo se acerca el grupo de 70 a 74 años, que creció otro 6,09 %.

Con las distintas variaciones que se registran entre los grupos de mayores de 65, la población en edad de jubilación ha crecido en el último año en 7.742 personas, y representa en total el 23,5 % del padrón gallego.

En la base de la pirámide, el grupo llamado a dar el relevo generacional, que desde hace décadas ya no está garantizado en Galicia, sufre una merma significativa. De 0 a 4 años hay ahora 3.986 niños menos que el año pasado.

Edad media

Con la fuga de jóvenes y el envejecimiento de la población gallega, la edad media de los habitantes de la comunidad se sitúa en 45,9 años, 0,3 más que en enero del 2013. Aunque ambos grupos envejecen al mismo ritmo, la edad tipo de los gallegos con nacionalidad española es de 46,3 años, mientras que la de los residentes extranjeros se sitúa en 35,6.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
49 votos

El nuevo padrón resta en un año otros 27.000 jóvenes a Galicia