Galicia aprueba la primera ley española contra la discriminación homosexual

AGE y el Grupo Mixto se desmarcan del texto por no sancionar el acoso y trato vejatorio a gais, lesbianas y transexuales

Carme Adán, del BNG, saca un bandera multicolor en el Parlamento
Carme Adán, del BNG, saca un bandera multicolor en el Parlamento

Santiago de Compostela

El Parlamento gallego ha aprobado este martes con una amplia mayoría la primera ley promovida en España contra la discriminación de los colectivos LGTBI (lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales), un texto a través del cual la Xunta reconoce las nuevas formas de familia, definidas como las uniones «entre dúas persoas do mesmo ou distinto sexo en relación de afectividade análoga á conxugal», y en la que se compromete a no discriminar a estos colectivos en los procesos de adopción.

La proposición de ley que hoy ve la luz fue llevada a la Cámara ya en el año 2012 por el colectivo Sete Cores, vinculado al PSdeG, y la diputada autonómica Silvia Fraga. Pero aunque se trata de un texto promovido por los socialistas, los populares acabaron sumándose al mismo y haciéndolo suyo tras someterlo, eso sí, a una poda intensiva de varios artículos.

Por cambiar, cambió incluso el nombre de la ley, inicialmente llamada de «visibilidade e non discriminación», pero que se quedará únicamente con el segundo sustantivo. También se eliminaron las definiciones de conceptos y se optó por dejar guardado dentro del armario algunas tipologías de discriminación. Pero lo más importante, y lo que sin duda dificultó que el texto fuera aprobado por unanimidad, es que se eliminó el régimen de sanciones previsto en un principio, que oscilaban entre los 150 y los 500.000 euros, para castigar los casos de discriminación y vejación de las personas debido a su orientación sexual.

Este último aspecto es el que más destacó la diputada Eva Solla (AGE) para abstenerse en la votación: «O peor de todo é que eliminan o réximen sancionador da lei», dejándola así «intimizada». Carmen Iglesias, del Grupo Mixto, coincidió en gran parte con esta tesis, al remarcar que tuvo la impresión de que era «unha lei do PP», pues la considera «baleira de contido».

En cambio, tanto el BNG como el PSdeG admitieron que pese a ser un texto «imperfecto», supone una mejora amplia sobre la situación actual, así que optaron, como ya había ocurrido en comisión, por votar a favor. Lo mismo hizo el PP, a través de la diputada Marta Rodríguez-Vispo, que coincidió con la socialista Carmen Gallego en resaltar que aunque se elimine el régimen de sanciones previsto, queda facultado el Valedor do Pobo para velar por los casos de discriminación por razones de orientación sexual.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
73 votos

Galicia aprueba la primera ley española contra la discriminación homosexual