El GPS lleva a Lión, en Portomarín, a un camión polaco que iba a León

Xosé Ramón Penoucos Blanco
x. r. penoucos SARRIA / LA VOZ

GALICIA

Oscar Cela

El vehículo se atascó en una pendiente y tuvo que auxiliarlo una grúa

01 abr 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

Iban dos camioneros polacos hacia León y acabaron atascados en una pista de la localidad lucense de Portomarín. Como comienzo de un chiste de Chiquito de la Calzada tiene mucha gracia, pero los dos conductores que sufrieron el percance no se la encontraban por ninguna parte.

La alarma saltaba alrededor de las diez de la mañana cuando los servicios de emergencias y el Concello de Portomarín recibían la alerta de que un camión había quedado atascado en la vía rural que lleva a Recelle desde la LU-612 a la altura del núcleo de San Croio, parroquia de San Fiz. La noticia era del todo veraz, en una pendiente muy pronunciada estaba atascado una cabeza tractora con dos cisternas de Palatinol (un plastificante) conducido por dos ciudadanos polacos que no lo podían mover ni hacia delante ni hacia atrás.

El problema en sí ya era considerable, pero todavía se agravó más al no tener ni idea los transportistas de castellano y apenas chapurrear algunas palabras en inglés. «Apuntó el número 40 en el barro para explicarme las toneladas de carga que llevaban y no logré entenderle nada más», manifestó Dionisio López, un vecino de Recelle a cuyo domicilio llegaron los accidentados para solicitar ayuda.