Europa pone deberes para atajar «una corrupción en aumento»

Bruselas desconfía de los regalos, ve insuficientes las declaraciones de los políticos y exige que se publiquen hasta los intereses de sus créditos


redacción /la voz

El Consejo de Europa no solo ha constatado que «la corrupción va en aumento en España» sino también que es necesario «dar pasos para recuperar la confianza pública perdida en las instituciones políticas y judiciales». Para propiciar ese cambio, el organismo comunitario insta a tomar una veintena de medidas que deben ser aplicadas antes del 30 de junio del 2015.

Códigos de conducta

Para los parlamentos. El Consejo de Europa aboga por que se invite a la ciudadanía a confeccionar el código ético de los políticos y que este sea accesible al público. Deberá definir mejor los conflictos de intereses, cómo actuar ante la recepción de regalos, e informar sobre las actividades de los parlamentarios y sus intereses financieros. Los expertos europeos contra la corrupción reunidos por el Consejo de Europa ven insuficiente la información sobre las agendas de los parlamentarios, sus reuniones y qué informes motivan sus propuestas legislativas.

Grupos de interés

Regulación de los lobbys. El Consejo europeo estima que hay que hacer más transparente el papel de los grupos económicos en la acción política. Plantea hacer un registro de «lobistas», como en la UE, y publicitar sus peticiones y propuestas a administraciones y grupos políticos. A mayores, se aconseja darle más relevancia a los referéndum.

Conflictos de intereses

Fin a las puertas giratorias. El Consejo de Europa «echa en falta la ausencia de prohibiciones o restricciones al empleo post-mandato pública», y constata la contratación de políticos en empresas privadas nada más concluir su mandato. «Hay que evitar que dicho cargo público sea utilizado para asegurar un empleo posterior en una empresa privada.

Los regalos

No hay reglas. Los expertos del grupo anticorrupción europeo constata que no hay limitaciones legales y propone o prohibirlos sin más, u obligar a hacerlos públicos a partir de cierto valor.

Declaraciones de bienes

Más información y control. La institución europea considera que las declaraciones de bienes de la clase política española deben contar con más precisión y e información, y tener además un acceso accesible a la ciudadanía y medios de comunicación. Hace hincapié en que dichas declaraciones que se presentan en las Cortes, parlamentos autonómicos y corporaciones municipales deben añadir el valor de mercado de inmuebles y vehículos; nombres de las empresas en las que los políticos electos dispongan de acciones y participaciones; divulgar los intereses pagados por los créditos obtenidos, e incluir la relación de regalos recibidos y viajes sufragados por terceros. Además, los expertos consideran oportuno incluir en dichas declaraciones a los cónyuges y miembros dependientes de la familia, y concluyen señalando que actualmente solo se comprueba que existan las declaraciones sin que se verifique su contenido.

Cambios en los partidos

Listas abiertas. El Consejo de Europa cuestiona que la disciplina de partido prime en todas las votaciones, lo que unido al sistema de listas cerradas incide, apunta, en que todo el poder de representatividad acabe descansando en la cúpula de cada formación.

Justicia politizada

Lenta y condicionada. Los expertos a los que el Consejo encargó el análisis de la corrupción en España no estiman que la Justicia sufra dicho mal, pero le achaca una excesiva lentitud que mengua su eficacia. También lo hace, a su criterio que los órganos de gobierno de fiscales y jueces dependa de decisiones partidarias, lo que, alertan, puede hacer que los intereses de las organizaciones políticas condicionen su independencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

Europa pone deberes para atajar «una corrupción en aumento»