Alfonso Fuente Parga: «¿Qué tenía de malo querer ser el Sanxenxo del norte?»

«De no intervenir el bipartito se hubiesen acabado 2.000 pisos», dice


barreiros / la voz

«Nunca pensé en tirar la toalla. Sabía que este día tenía que llegar». El alcalde de Barreiros, Alfonso Fuente Parga (1972), municipio de la costa de Lugo con 3.061 habitantes, siempre ha defendido la legitimidad de que su junta de gobierno autorizase miles de viviendas en apenas unos meses; un discurso cuestionado fuera de Barreiros pero que cala entre sus administrados, que en el 2011 volvieron a premiarlo con mayoría absoluta. La sentencia del Supremo anulando las normas urbanísticas que impuso el bipartito de la Xunta en el 2007 en Barreiros por no haberlas expuesto al público le da pie a citar de carrerilla: «Touriño, Hipólito Pérez, Lueje, Caride, Ismael Rego, Antonio Veiga... En Barreiros seguimos esperando por sus disculpas».

-La sentencia ha demostrado que el bipartito actuó precipitadamente, que usó las instituciones en su interés cometiendo un atropello. Nos eligieron como cabeza de turco para hacer ver que iban a ser los salvadores del urbanismo en Galicia.

-¿Qué supuso la intervención?

-Está el daño económico, y los puestos de trabajo que se perdieron; pero también está el daño moral, de imagen, difícil de cuantificar.

-¿A qué le suena la frase marbellización de la costa de Lugo?

-Se usó con un doble sentido e inevitablemente se relacionaba también con prácticas ilícitas.

-¿Pero no es exagerado pretender autorizar 6.000 viviendas en un solo año?

-¿Por qué? En los concellos limítrofes, Foz, Ribadeo o Burela, se han construido en las últimas décadas. En Barreiros se iban a hacer en dos años, ¿cuál es la diferencia? La gente venía aquí, le gustaba y quería quedarse a vivir. Esa es la realidad.

-Y también especular.

-Eso no es exclusivo del mercado inmobiliario. Si hay venta y mucha demanda, suben los precios. Lo que ocurre es que hay mucha demagogia e hipocresía y mucha gente habla de Barreiros sin conocerlo. Aquí llega la gente con la imagen nefasta, y al ver la realidad se queda asombrada. Ni marbellización ni nada por el estilo. No se puede hacer urbanismo sentado en un despacho de Santiago. Pero así fue.

-En un año el Concello ingresó 1,9 millones de euros en licencias. ¡Menuda tentación para un alcalde!

-No buscábamos exclusivamente ingresar. Lo que queríamos era el desarrollo del concello, ver los bares y los negocios llenos, como estaban, y que la gente llenase los pisos en verano, pero... Sabíamos que la crisis tenía que llegar, pero esperábamos que fuese con los edificios concluidos o camino de hacerlo. Si la Xunta no hubiese intervenido se habrían acabado unas 2.000 viviendas más, el doble de las que se han hecho.

-¿Y ahora?

-El bum urbanístico es historia y no se va a volver a dar, pero lo que hay construido e iniciado se va a vender todo, sin duda.

-¿Barreiros aún puede ser el Sanxenxo del norte?

-¿Qué tenía de malo querer ser el Sanxenxo del norte? De muchos de los que critican por sistema me gustaría ver qué iban a hacer si tuviesen una finca aquí y les llegase una oferta.

-¿Qué opina de la exconselleira María José Caride?

-No escuchaba.

-¿Y de Feijoo?

-Alberto estuvo en Barreiros. Sí que conoce Barreiros, cosa que Caride no hizo.

-Ahora quizás toque indemnizar a los constructores. ¿El mundo al revés?

-Quien sufrió un agravio tiene derecho a resarcirse. Ahora bien, no es justo que la Xunta actual cargue con el mal que hizo otro Gobierno irresponsable.

alfonso fuente parga alcalde de barreiros (PP)

Votación
37 votos

Alfonso Fuente Parga: «¿Qué tenía de malo querer ser el Sanxenxo del norte?»