La Xunta recorta y restringe sus ayudas a emigrantes retornados con pocos recursos

El Ejecutivo autonómico argumenta el endurecimiento de los requisitos en que así no financiará a oriundos de otras regiones españolas, como venía haciendo hasta ahora


Santiago / La Voz

Menos cuantiosas y más difíciles de obtener. Así son, en su convocatoria del 2014, las ayudas extraordinarias que la Xunta reparte cada año desde hace 12 entre los emigrantes retornados pobres para favorecer su integración en el regreso a la comunidad autónoma. El Gobierno, por boca de un portavoz, justifica el recorte de fondos aduciendo que los ha ajustado a la demanda. El endurecimiento de los requisitos lo argumenta esgrimiendo que así no financiará a oriundos de otras regiones de España, como venía haciendo hasta ahora en algunos casos.

La Secretaría Xeral de Emigración lanzó ayer, a través de una orden publicada en el Diario Oficial de Galicia, la línea de subvenciones correspondiente a este ejercicio con un presupuesto base de 100.000 euros, cantidad un 41,2 % inferior a la consignada en el 2013 (170.000) y tres cuartas partes menor que la reservada en el 2007 (400.000). De acuerdo con fuentes del Ejecutivo, tamaña reducción obedece a que el año pasado, del dinero total disponible, solo se consumieron dos tercios. «En todo caso, si hiciese falta, se ampliaría la partida en los próximos meses. Eso ya se prevé en el texto del DOG», añaden. El documento, en rigor, sí abre la puerta a esa posibilidad, aunque solo «en función das maiores dispoñibilidades orzamentarias que se poidan producir».

En esta ocasión, además, las normas de obtención de sustento económico reducen el derecho de cobro a las «persoas galegas e nacidas en Galicia que, residindo fóra de España, retornen á comunidade». Hasta la fecha, a dichos apoyos podían optar todos «os cidadán españois que tiveron o seu lugar de residencia no estranxeiro e volvesen a Galicia sempre que, antes de emigrar, tivesen a súa última veciñanza administrativa en Galicia». Es decir, por ejemplo, un natural de Madrid que haya pasado buena parte de su vida en Santiago, luego se hubiese marchado al extranjero y ahora vuelva ya no podrá ingresarlos.

De pago único y concebidos para gallegos recién retornados a su tierra con ingresos mensuales inferiores a 533 euros, esos subsidios varían en su cuantía en función de circunstancias personales: edad, hijos al cargo, enfermedades, discapacidad del perceptor... Van de 250 a, en casos extremos, 4.000 euros.

Subsidio paliativo creado en el 2002

Las ayudas que la Xunta convocó ayer para emigrantes regresados a Galicia «teñen por finalidade axudar a facer fronte aos gastos extraordinarios derivados do retorno á comunidade», según las normas que regulan el reparto de los subsidios. «Fundaméntanse -continúan las reglas- en feitos de urxente atención, teñen carácter simplemente paliativo e destínanse a facer fronte a aquelas causas sobrevidas derivadas do retorno que, polas súas circunstancias, requiren dunha atención perentoria na obtención de recursos polos afectados, de tal xeito que alcancen a complementar ou aliviar a carencia de recursos». Se crearon en el 2002.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

La Xunta recorta y restringe sus ayudas a emigrantes retornados con pocos recursos