La policía busca más implicados en la nueva trama de corrupción

Á. Paniagua / A. Martínez VIGO / LA VOZ

GALICIA

La jueza deja en libertad con cargos a los cinco imputados en la operación Patos

20 feb 2014 . Actualizado a las 14:42 h.

Dentro de la crisis que ha descuartizado al sector de la construcción, Vigo ha sido un pequeño oasis para las empresas de obra pública. La bandera del Concello que dirige Abel Caballero son las peatonalizaciones. Y ahí, empresas como Eiriña han logrado cuantiosos contratos públicos. Desde el 2009, cuando Zapatero lanzó el Plan E, esa firma, que ahora está en el centro de la investigación judicial por la operación Patos, se ha adjudicado contratos por valor de al menos 15,8 millones de euros del Concello, según ha podido documentar La Voz de Galicia en 28 obras. En realidad hizo más trabajos, porque hay contratos anteriores al 2009 que se ejecutaron en ese año y los siguientes.

A ellos se unen las obras encargadas a Eiriña por la Diputación de Pontevedra. El ente que dirige Rafael Louzán le ha adjudicado al menos 3,2 millones de euros en obras desde el 2010, en siete trabajos, teniendo en cuenta solamente las obras del entorno de Vigo. Enrique Alonso Pais, el dueño y administrador de la empresa, es padre de la concejala del PP Alexia Alonso y él mismo es militante, como reconocen fuentes del partido. El empresario es también el accionista único de Enalvi, Reciclaje y Gestión Medioambiental, e Inversións Patos, las empresas investigadas, junto con Cespa, en la operación Patos. Entre la Diputación y el Concello los contratos superan los 19 millones.

El año 2009 fue el más potente para la obra pública porque entró en escena el Plan E: el Gobierno central daba liquidez a los ayuntamientos para que contrataran obras. En ese ejercicio, Eiriña se hizo con al menos 8,2 millones de euros en contratos del Concello de Vigo, algunos con pagos plurianuales. Realizó como mínimo catorce obras de reforma de calles. En seis de ellas participó también la empresa Imes Api -para calcular el valor de esas obras se ha dividido entre dos su valor-. En el 2010 recibió 3,8 millones.