Vendex no entró en Pontevedra porque no halló a quién corromper

El administrador de Setex asegura que hubo trato de favor a su competidora


Lugo / La Voz

El grupo Vendex no encontró en Pontevedra «a nadie para corromper» y finalmente no presentó oferta al concurso de la grúa, pese a que su responsable en Galicia hizo gestiones con diferentes personas y buscó locales para alquilar, según asegura en su declaración ante la jueza del caso Pokémon Jaime López Aguilar, administrador único de Setex Aparki. Esta empresa prestó servicios de grúa y ORA en A Coruña, Lugo y Ourense. López Aguilar declaró voluntariamente en las actuaciones, después de vivir directamente los tres concursos, junto con el de la ORA de Santiago. Según explicó a Pilar de Lara, en todos los casos el modo de proceder fue muy similar y comentó que había observado prácticas que define como «más que discutibles por parte del grupo Vendex» y trato de favor por parte de las Administraciones públicas hacia ese grupo. López apuntó que había denunciado esas prácticas y que solamente en Lugo anularon la adjudicación. En Ourense y en A Coruña ratificaron a Doal, que pertenece a Vendex.

Según el relato del responsable de Setex Aparki, A Coruña fue el primer contrato que perdió su empresa frente a Vendex. En su declaración asegura que los informes para las adjudicaciones en los concursos los hacía Vendex y se los entregaba a un técnico, que se los hacía llegar a los otros dos que tenían que informar, sin las ofertas en su conjunto. Su empresa recurrió la forma de tramitarlo y las distancias entre los parquímetros y ganó un pleito en primera instancia. En segunda instancia, según López, cambiaron el magistrado ponente a última hora, para la que sería su última sentencia antes de jubilarse. No entra, en una exposición muy breve, en la posible irregularidad de los informes técnicos.

La Policía Local requisó las PDA

Vendex se hizo cargo del servicio, según Jaime López, sin haber instalado los parquímetros nuevos, sin las PDA de las denuncias y sin los uniformes del personal. Adaptó los de Setex, a los que hizo un agujero en el logo, según esta versión.

López asegura que la Policía Local irrumpió en su sede para llevarse por la fuerza las PDA. Presentó denuncia por apropiación indebida y pidió explicaciones al jefe de la asesoría jurídica del Concello coruñés, que le respondió que lo habían hecho «por interés público». Se ofreció, según López, a pagarle el dinero del material. No lo admitió y siguió con la denuncia, de la que no volvió a saber.

Enchufados del PP en Lugo

López asegura que en Lugo Francisco Fernández Liñares, concejal de Seguridad en aquella época, nunca le pidió dinero directamente, pero después de una comida con él, que define como «curiosa», se marchó con el convencimiento de qué era realmente lo que quería. Sacó esa conclusión por la siguiente frase de Liñares: «Si esto lo que hace falta es que se lleven bien, si las relaciones son buenas, no tenían que tener problemas». Según López, el alcalde de Lugo no tuvo ninguna participación en las adjudicaciones. Recordó una conversación con él, una año antes de que venciera el contrato. Según esta versión, le dijo que tenía «un libro de afrentas muy gordo contra Setex porque decían que habían enchufado a personal del PP y que habían dejado fuera a enchufados del PSOE», lo que, según López, no era cierto.

De la ORA y de la grúa en Ourense dice que hubo trato de favor de un técnico hacia Vendex, que le pagó comidas y estancias en el Meliá Castilla, de Madrid. Dijo que la «estrella» en ese concurso era el depósito de la grúa, que estaba situado a 7 kilómetros de Ourense. Para entrar y para salir tenían que traspasar los límites municipales.

Después de la adjudicación cambiaron el acceso. Dijo que en la ciudad de las Burgas el grupo Vendex tuvo que pedir dos prórrogas para empezar y su empresas se vio en la obligación de seguir con el servicio ese tiempo.

De Santiago asegura que Bernardino Rama, el concejal de Obras en la etapa de Sánchez Bugallo, estaba siempre con Tutor. No tenía carné de conducir y se desplazaba en un BMW de Vendex.

«Cuando salí de la comida con Fernández Liñares, pensé que nos estaba pidiendo dinero. No lo hizo directamente, pero el tipo de comentarios....»

Jaime López Aguilar

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
40 votos

Vendex no entró en Pontevedra porque no halló a quién corromper