La Xunta certifica el carpetazo al Gaiás

El Gobierno gallego cancela sin indemnización los dos edificios de la Ciudad de la Cultura aún no construidos y da a sus contratistas hasta el 31 de diciembre para decidir si quieren ellas obrar allí con su dinero en régimen de concesión de hasta 35 años


Santiago de Compostela

En vísperas del decimotercer aniversario de la colocación de la primera piedra del Gaiás, el Consello de la Xunta ha aprobado hoy el acuerdo con las constructoras del complejo avanzado por La Voz hace 12 días. En virtud de ese pacto, Copasa, Acciona Infraestructuras y OHL acceden a rescindir sin indemnización los contratos de levantamiento de la parte de la Ciudad de la Cultura todavía no ejecutada: sobre un total de seis, dos edificios que habían sido encargados en el 2005 a las tres compañías por 112.851.617 euros, inmuebles que se hayan paralizados y en estado embrionario.

A cambio, el Gobierno da de plazo a esas empresas hasta el 31 de diciembre del 2014 -en principio iba a ser hasta finales del 2015- para decidir si quieren o no invertir ellas mismas en las parcelas sobre las cuales, en inicio, iban a obrar por encomienda pública. Tendrán casi un año para presentar y desarrollar, exclusivamente con recursos suyos, un proyecto de edificios que luego explotarían a su riesgo y ventura, en régimen de concesión, por un espacio máximo de 35 ejercicios.

Los planes que, en su caso, formulen habrán de ser acordes a la estructura exterior prevista originalmente por el arquitecto norteamericano Peter Eisenman. Asimismo, deberán respetar los fines del recinto, donde predominan los usos culturales y tecnológicos. En todo caso, la Xunta se reserva el derecho de veto a hipotéticas iniciativas que, a su juicio, incumplan cualquiera de ambas condiciones.

Con esta medida, el erario no solo se ahorrará un resarcimiento por beneficio industrial legítimo que se hubiese situado en los cinco millones de euros, ni únicamente los costes de construcción convenidos en su momento, sino también los gastos de equipamiento, urbanización exterior y puesta en marcha de los inmuebles fallidos. En suma, de las arcas autonómicas dejarán de salir entre 150 y 170 millones, sin contar los posteriores desembolsos por mantenimiento y programación. La factura de ejecución del Gaiás, en consecuencia, se quedará finalmente en el entorno de los 295 millones, en cualquier caso, muy superior a la anunciada en 1999: 108.200.000 euros, a lo sumo.

Pendiente de su suscripción formal por las partes en fechas próximas, de confirmar el acuerdo oficialmente se ha ocupado este mediodía el presidente de la Xunta. Al término de la reunión semanal de su Gabinete, en rueda de prensa, Alberto Núñez Feijoo ha sostenido que se trata de un pacto «beneficioso», el mejor de los posibles. Y ha justificado su rúbrica en la situación de crisis, que aconseja frenar el dispendio en el faraónico complejo impulsado por Manuel Fraga.

«Penso que esta decisión, este acordo, adecúase á defensa dos intereses xerais dos galegos na situación [...] que nos toca vivir», ha aducido el mandatario popular. «Tamén damos cumprimento -ha abundado- a unha medida respaldada pola maioría dos grupos no Parlamento galego», en alusión al hecho de que en marzo del 2013 aprobaron la cancelación PP, AGE y BNG (57 votos), con la abstención del PSOE (18). Y ha concluido: «Entendo que era o que a sociedade galega nos demandaba, [...] estamos cumprindo co noso deber».

Preguntado acerca de qué pasará con las parcelas ociosas si OHL, Acciona Infraestructura y Copasa renuncian a utilizarlas, el jefe del Ejecutivo autónomo ha abierto la puerta a que otras compañías con interés en la operación las usen en condiciones similares. No obstante, ha pospuesto el debate sobre ese asunto al 1 de enero del 2015.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos

La Xunta certifica el carpetazo al Gaiás