Homs busca apoyos en Galicia mientras rechaza el AVE gallego

El hombre de confianza de Artur Mas está considerado como uno de los principales ideólogos del viraje independentista de CiU


Madrid / La voz

En plena tormenta sobre el desafío soberanista de Cataluña, y con el Gobierno de la Generalitat desconcertado ante la capacidad de Mariano Rajoy de permanecer impasible y sin mover ficha por mucho que se eleve la temperatura política, el portavoz del Ejecutivo de Artur Mas, Francesc Homs, desembarca esta semana en Galicia. El hombre de confianza del presidente catalán está considerado como uno de los principales ideólogos del viraje independentista de CiU, que por ahora se ha saldado con una notable pérdida de poder político de su partido tras disolver el Parlamento catalán, con un obligado sometimiento de Mas a las tesis y los tiempos políticos de Esquerra Republicana, que supera a CiU en intención de voto, y con una fuerte división en el Parlamento catalán entre los partidarios del derecho a decidir y los que se oponen a ello, a los que se ha sumado recientemente un PSC inicialmente dubitativo.

Otro de los aparentes errores de cálculo de Homs ha sido el fracaso de la campaña internacional lanzada por el Gobierno de Mas, que no ha conseguido el respaldo de ningún país europeo a su tesis de que debe permitirse a los catalanes separarse de España si así lo deciden en referendo y de que el resto de las naciones deben admitir además a esa Cataluña independiente como socio de pleno derecho de la Unión Europea.

No se sabe si ante ese fiasco internacional Homs llega a Galicia con la intención de sumar apoyos en otras regiones españolas al soberanismo catalán, pero lo cierto es que tiene una buena oportunidad para explicar a los gallegos su visión de cómo deben ser las relaciones entre Cataluña y el resto de España mientras no llegue la independencia.

El portavoz de la Generalitat tendrá ocasión, por ejemplo, de abundar en una tesis que ha expuesto reiteradamente, y que consiste en que el Estado español no debe invertir un solo euro en el AVE a Galicia mientras persista la crisis. Una crisis que ha obligado a Cataluña a solicitar al fondo de liquidez autonómico, nutrido con fondos de todos los territorios españoles, miles de millones de euros para que la Administración catalana pueda pagar sus facturas. Según Homs, «en una época de pocos recursos», las infraestructuras deben construirse «allí donde tienen un retorno en términos de rentabilidad». «Estamos en contra de que se gasten dineros en inversiones que, en estos momentos, son difíciles de ver desde el punto de vista de lo que es el retorno en términos económicos y sociales», dijo sobre el AVE gallego.

Además de hacer pedagogía soberanista, Homs podrá explicar en Galicia este jueves por qué pese a sus tesis de rentabilidad, el Estatuto catalán exige que el Estado invierta en Cataluña el 18,5 % de todo lo que dedique anualmente a infraestructuras. Con crisis o sin ella.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
33 votos

Homs busca apoyos en Galicia mientras rechaza el AVE gallego