Militares gallegos en misión de paz

Casi 160 uniformados de la comunidad participan en siete operaciones internacionales


redacción / la voz

«Lo más gratificante es ver cómo tu trabajo, tu sacrificio al estar tanto tiempo lejos de casa y de la patria, sirven para que un pueblo, en este caso el del sur del Líbano, pueda disfrutar de la paz y de la calma de las que, lamentablemente, no disfrutan en el resto del país». La frase la firma el general de brigada Dacoba, pero su contenido no difiere mucho de las explicaciones que cualquiera de los 159 militares gallegos que se encuentran actualmente desplegados en misiones internacionales podría dar sobre la forma de vida, a la vez fascinante y arriesgada, que han elegido.

Su profesión, que les permite ganarse la vida y con la que al mismo tiempo ambicionan crear un mundo mejor, ha salpicado a esos 159 gallegos por siete rincones del globo en los que los contingentes españoles participan en otras tantas operaciones. Somalia, Bosnia-Herzegovina, Mali, Afganistán y el Líbano son los escenarios en los que el acento gallego suena en los dispositivos militares.

Los soldados y mandos gallegos representan aproximadamente el 10 % de las tropas españolas en el exterior, que actualmente rondan los 1.500 uniformados. La mayor parte de esos 159, hasta 116, se localizan en la fragata Álvaro de Bazán, que participa en la operación Ocean Shield, cuyo cometido es la lucha contra la piratería en el océano Índico, el mar Rojo y el mar de Arabia. A bordo de la embarcación española se encuentra el Estado Mayor a cargo de la operación, del que el contralmirante Eugenio Díaz del Río -natural de Vigo- es el máximo responsable. También contra la piratería marítima actúan los veinte gallegos que participan ahora mismo en el operativo Atalanta, que se desarrolla en aguas de Somalia.

Un militar gallego se encuentra sirviendo en Bosnia-Herzegovina, donde se despliega la misión Althea, liderada por la OTAN con el fin de lograr la estabilización de la región. Y otros dos están en Mali, formando parte de los equipos que se encargan del adiestramiento de las Fuerzas Armadas de ese país.

Además de la operación Atalanta, en Somalia se desarrolla otra misión cuyo objetivo es contribuir a mejorar las organizaciones de seguridad somalíes y la capacitación del Ejército local. En ella participan tres militares de Galicia. En Afganistán trabajan siete gallegos para contribuir a la reconstrucción del país. Y por último, en el Líbano se despliega la operación Libre Hidalgo, que se encarga de prestar apoyo a las Fuerzas Armadas libanesas y de asegurar el acceso de la ayuda humanitaria a la población civil de ese país. Siete gallegos se encuentran destacados allí.

Curiosamente, -o no tanto, teniendo en cuenta la intensa relación de Ferrol con la Armada- 66 de esos 159 militares gallegos en operaciones internacionales son nativos de esta localidad. En cuanto a su género, 144 de ellos son hombres y 15 son mujeres.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Militares gallegos en misión de paz