Olas de casi 13 metros sacuden Galicia

Antía Urgorri Serantes
ANTÍA URGORRI REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

El fuerte oleaje superó al del día de Reyes y cubrió paseos marítimos y carreteras

02 feb 2014 . Actualizado a las 13:20 h.

El temporal en el mar que provocó la ciclogénesis explosiva Nadja, que se profundizó hasta los 954 milibares, volvió a registrar ayer, por segunda vez en menos de un mes, olas de impresionantes dimensiones, de hasta casi trece metros de altura significante -que se haya a partir de la media del tercio más alto-. Fue la marca alcanzada a las nueve de la noche en la boya de Estaca de Bares, que superó la del día de Reyes, cuando se rozaron los 12 metros. En la de cabo Silleiro se registraron cerca de nueve metros.

En el norte de la provincia de A Coruña golpearon la costa olas individuales de hasta 22 metros de altura. Se repitió una situación muy similar a la del día 6, cuando un fuerte temporal en el mar coincidió con las mareas vivas. Ayer, en la pleamar, que tuvo lugar en torno a las seis de la tarde, el nivel del mar se encontraba unos cuatro metros por encima de la bajamar. Esto sumado al mar de fondo y a los fuertes vientos, dio como resultado un impresionante oleaje, que llegó incluso a cubrir carreteras enteras, como ocurrió en Baiona, donde en la vía hacia A Guarda los coches tuvieron que apartarse al arcén ante el impacto de las ondas. En A Coruña se suspendió la carrera popular Torre de Hércules, que iba a discurrir delante del paseo marítimo.

La Xunta pidió extremar las precauciones y tomar todas las medidas de seguridad posibles tras los trágicos episodios vividos en otras jornadas de alertas roja -tres miembros de una misma familia arrastrados por una ola en Meirás, un ribadense desaparecido y un mercante a la deriva a punto de encallar en la costa de Ferrol-. Van ya seis avisos de riesgo extremo en el mar en poco más de un mes, uno en Navidad, otro en Reyes, el martes y el miércoles, ayer y hoy.