Un profesor de Moraña abre la vía a que otros 30.000 rescaten parte de una extra

Gana un contencioso que reconoce el derecho de los docentes a que la Xunta les pague por 45 días que ya habían devengado

Jaime Rodal, profesor en el CPI Santa Lucía, de Moraña, presentó la demanda a través de CSIF.
Jaime Rodal, profesor en el CPI Santa Lucía, de Moraña, presentó la demanda a través de CSIF.

Santiago / La Voz

Las sentencias que reconocen el derecho de los empleados de la Xunta a que les devuelvan parte de la paga extraordinaria de diciembre del 2012 siguen acumulándose. Y todas caen del mismo lado. A la emitida la semana pasada por el juzgado contencioso de A Coruña, que obliga al Sergas a reintegrar lo devengado por más de 33.000 trabajadores del ámbito sanitario, se acaba de sumar la de un juzgado de Pontevedra que da la razón a un profesor de secundaria y que despeja así el camino para que otros 30.000 docentes puedan obtener de Educación la parte de la extra. En los dos casos, esa parte corresponde a los 45 días de la paga de Navidad que el personal funcionario y estatutario ya había devengado cuando el Gobierno de Rajoy publicó la orden por la que retiró la extra para 2,5 millones de empleados públicos en España.

El protagonista de la sentencia en el sector docente es Jaime Rodal, físico y doctor en Matemáticas que imparte esta última asignatura a alumnos de tercer y cuarto curso de ESO en el CPI Santa Lucía, de Moraña. Rodal, afiliado de CSIF, el sindicato que presentó la demanda en su nombre, decidió acudir a la Justicia harto de los sucesivos recortes que han mermado tanto las retribuciones como los derechos de los empleados públicos. «Nos están haciendo pagar la crisis. Es injusto. Son atracos que te llevan a decir que tenemos que luchar por nuestros derechos. Y solicitamos lo que creemos que es nuestro, peleando en los juzgados», defiende.

Mayor carga de trabajo

Rodal advierte que los trabajadores están «en pie de guerra». «Hemos perdido un 30 % de poder adquisitivo, cuando hay políticos con sueldos exagerados», denuncia. Este profesor de matemáticas subraya que los recortes en los sueldos y en los derechos adquiridos se producen en un contexto de aumento de la carga de trabajo en la docencia. «Se están amortizando muchas jubilaciones [los docentes que se jubilan no son reemplazados] y el personal tiene cada vez más horarios, porque también se han reducido los puestos de interinos», explica Rodal.

El impacto de la retirada de la extraordinaria de diciembre del 2012, que acordó Rajoy y aplicó la Xunta, se ha agravado en Galicia por la decisión del Ejecutivo de Feijoo de meter la tijera en las extras del 2013 y el 2014. Esa medida supone una merma media del 4 % en la retribución anual de 95.000 empleados de la Xunta y las universidades.

Los sindicatos CIG, UGT, CC. OO. y CSIF ya han ganado numerosas demandas contra las Administraciones autonómica, local, universidades y entes instrumentales. Sus consecuencias prácticas difieren según el colectivo laboral. Así, el personal funcionario y estatutario tiene derecho a una devolución mayor, ya que empieza a generar la extra de diciembre el 1 de junio. Por tanto, cuando el Gobierno publicó la orden (14 de julio del 2012) llevaba 45 días devengados. En el personal laboral, son 15, porque generan la extra desde el 1 de julio. Si se toma como referencia una paga de 1.200 euros, a los primeros les corresponden unos 300; y a los segundos, alrededor de 100. CSIF pedirá el lunes a Facenda fraccionar una devolución que la Xunta insiste en supeditar a que existan «sentencias firmes».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
30 votos

Un profesor de Moraña abre la vía a que otros 30.000 rescaten parte de una extra