El compañero de Sonia Iglesias pone en duda que tengan algo contra él

Alfredo López Penide
L. Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

GALICIA

Araújo aseguró no tener «nada que esconder» mientras era grabado por una cámara oculta de una televisión

30 ene 2014 . Actualizado a las 14:30 h.

«No tengo nada que esconder». Julio Araújo, compañero sentimental de la desaparecida Sonia Iglesias, fue objeto ayer de una suerte de cámara oculta por el programa Espejo público en la que se mostró convencido de su inocencia: «Lo que tengo muy claro es una cosa, si tuvieran algo contra mí, lo mínimo, lo mínimo...». Tras manifestar que no piensa romper el silencio que ha mantenido estos años mientras no se resuelva la instrucción judicial, anunció que va «a tomar otras medidas contra otra gente, pero, de momento, prefiero que se aclare todo el tema del juzgado».

En cuanto a las contradicciones que se han podido observar en los distintos interrogatorios a los que ha sido sometido, Julio Araújo dejó entrever que el tiempo transcurrido desde el 18 de agosto del 2010 hace mella en su memoria. «Ya no me acuerdo de lo que dije», sostuvo mientras la cámara lo grababa enfocándolo al cuerpo en las inmediaciones de lo que parece es el edificio en el que vivía con Sonia Iglesias.

En todo caso, minimizó el alcance que estas contradicciones podría implicar para mantener su imputación. «Si yo llamé a mi hermana o si mi hermana me llamó a mí, si yo fui al zapatero diez minutos antes o diez minutos después. Unas cosas...», dijo.