AGE le prohíbe por tercera vez a Carmen Iglesias ir a sus reuniones

Domingos Sampedro
Domingos Sampedro SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

La diputada de AGE Carmen Iglesias, en la sede de EU en Santiago el pasado diciembre.
La diputada de AGE Carmen Iglesias, en la sede de EU en Santiago el pasado diciembre. Sandra Alonso

La diputada sopesará el lunes si solicita integrarse en el grupo mixto

23 ene 2014 . Actualizado a las 12:02 h.

Hace poco más de un mes que Xosé Manuel Beiras, portavoz parlamentario de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), formalizó la adscripción a este grupo de Carmen Iglesias Sueiro, la diputada ourensana que desató la primera gran crisis de la coalición electoral al reemplazar, en contra del criterio fijado por la dirección, al parlamentario de Anova que dejó su escaño para marcharse a Dinamarca. Pero una cosa es la integración que refleja el papel y otra muy distinta lo que ocurre en realidad, pues Iglesias Sueiro solo ha logrado convertirse en diputada a medias, toda vez que AGE volvió a vetar ayer -y ya van tres veces- su participación en las reuniones de planificación del grupo parlamentario.

La primera vez que la diputada díscola de AGE fue invitada a quedarse en el pasillo del Parlamento, sin poder acceder a la reunión de su formación política, fue bajo el pretexto de que Xosé Manuel Beiras iba a discutir con el resto de los compañeros sobre la situación de Carmen Iglesias, y por eso se le pidió que no estuviera presente en la sala. Pero a este precedente le siguieron dos más. El último desplante se produjo ayer mismo, atendiendo a los criterios marcados por la dirección de Esquerda Unida, que aspira a que la integración de la diputada ourensana en el grupo se lleve a cabo sin que tenga que participar en las reuniones.

Ultimátum

La número dos de la candidatura ourensana de AGE, que acude con regularidad a su despacho parlamentario con el fin de preparar iniciativas de cara al reinicio del curso político, mostró su disconformidad con la situación creada, hasta el punto de darle un ultimátum a su organización: o bien se incorpora con voz y voto a la próxima reunión del grupo parlamentario, que previsiblemente tendrá lugar el próximo lunes, o bien rechaza la invitación que le hizo Beiras para integrarse en AGE y solicitará formalmente su adscripción al grupo mixto, del que formaría parte en solitario.