El hombre señalado como ayudante de Basterra: «Yo no toqué ese ordenador»

El juez y la Guardia Civil descartaron a Agustín Pérez, amigo íntimo del padre de Asunta, como cómplice


a coruña / la voz

Agustín Pérez Mosquera se ha visto señalado en las últimas semanas solo por ser ese amigo íntimo de Alfonso Basterra que lo acompañó desde el mismo momento de la desaparición de la niña. Su rostro siempre aparecía junto al del padre de Asunta. En la calle, en el tanatorio, en el funeral... No se separó de él ni un instante. Pero ese apoyo incondicional le ha traído serios problemas. Cuando se supo que alguien había cogido el ordenador del piso de Basterra para luego dejarlo de nuevo en el mismo sitio algunos dirigieron sus sospechas hacia este profesor coruñés y también padre de una niña de origen chino. Fue señalado como el posible cómplice, por ocultamiento de pruebas. Salieron a la luz fotos y vídeos en los que aparecía este hombre en los días inmediatamente posteriores al terrible asesinato. De ahí que hoy quiera despejar cualquier duda hacia él, una vez que, oficialmente, tanto la Guardia Civil como el juez instructor hayan manifestado que este hombre nada tiene que ver con el episodio del ordenador.

Liberado ya de toda suspicacia, Agustín Pérez quiere destacar que su relación con la familia Basterra Porto «era de amistad, y por lo mismo, en esos días acompañé a unos padres que acababan de perder a una hija de 12 años asesinada. Por tanto, mi actuación era la esperable en cualquier persona de bien».

Sin especulaciones

Ni la Policía Judicial encargada de investigar el crimen de Asunta, ni el juez instructor del caso, «han sospechado que yo hubiese colaborado para ocultar pruebas o para entorpecer el esclarecimiento de los hechos. Es así que me autorizan a desmentir en su nombre cualquier tipo de especulación al respecto», afirma.

Todo eso por lo que pasó le ha perjudicado muchísimo, tanto a él como a su familia, según confiesa. «Atentan contra la dignidad, la honorabilidad y la intimidad. Mi profesión está relacionada con la enseñanza, así que se puede imaginar todo el mundo la repercusión de una simple sospecha en mi relación con los jóvenes y sus familias», apunta. Por tanto, de repetirse más incidentes de este tipo, anuncia que se verá «en la situación de adoptar las medidas legales oportunas». Y después de toda esta situación «desencadenada por algunas personas poco profesionales», dice que «solo me queda expresar mi más profundo dolor por la pérdida de Asunta. Dolor que pido a todos que respeten».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
48 votos

El hombre señalado como ayudante de Basterra: «Yo no toqué ese ordenador»