Denuncian que el alcalde de Calvos de Randín revisa el padrón para dar de baja a votantes del PP

Según los populares, el regidor envió varias veces a funcionarios del Concello a viviendas de militantes, familiares y simpatizantes para comprobar si estaban en ellas


Ourense / La Voz

El PP del concello ourensano de Calvos de Randín (1.064 habitantes) presentó ayer ante la delegación provincial de Estadística un escrito en el que reclama que se revise la actuación del alcalde, el socialista Aquilino Valencia, al creer que utiliza el padrón municipal para realizar una «persecución política». Explican los populares que el pasado diciembre el regidor envió en varias ocasiones a funcionarios del Concello a viviendas de militantes, familiares y simpatizantes del Partido Popular para comprobar si estaban en su vivienda.

Indican que un total de 25 personas recibieron días después una carta del Concello en la que se les comunicaba la apertura de un plazo de 10 días en el expediente de baja de oficio por «inclusión indebida», indicando en el mismo escrito que «a falsidade pode ser considerada como infracción electoral». El portavoz del PP en la localidad, Juan Manuel Andrade, explica que se da la circunstancia de que todos son simpatizantes del mismo partido político y que las visitas de los funcionarios a las viviendas fueron realizadas en horarios en los que es habitual que no estén en sus casas. «Los funcionarios pasaron entre las 12 y las 13 horas. Muchos están trabajando a esas horas o haciendo otras cosas», denuncia. El PP subraya que el pasado diciembre hubo una primera tanda de avisos y que el regidor está iniciando en este mes una segunda, también dirigida a «persoas que non simpatizan coa súa forza política». Por este motivo, pide que la delegación de Estadística proceda a la revisión general del padrón de Calvos de Randín en colaboración con el INE y supervisado por sus propios técnicos.

El regidor lo niega

El alcalde de Calvos de Randín, Aquilino Valencia, indicaba ayer que efectivamente se está llevando a cabo una revisión del padrón municipal e indica que esa es su obligación como regidor. Niega que exista una persecución a simpatizantes del PP. «Efectivamente iniciamos un expediente de control del padrón porque hay gente que está desaparecida. Es más, a algunos no pudimos notificarles. Unos pueden ser del PP y otros no», asegura. Aquilino Valencia cree que «hay que tener una mente enferma» para pensar que se van a cambiar unas elecciones por revisar el padrón e indica que él no es el que va a dar de baja a nadie, porque no puede, y que simplemente está llevando a cabo su cometido como alcalde de la localidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

Denuncian que el alcalde de Calvos de Randín revisa el padrón para dar de baja a votantes del PP