El incendio de Muxía desata una oleada de visitas al santuario

Juan Ventura Lado Alvela
J. V. Lado MUXÍA / LA VOZ

GALICIA

Xesús Búa

Miles de personas llegan al templo para ver el alcance del siniestro

30 dic 2013 . Actualizado a las 11:37 h.

«Isto é impresionante; hai máis xente que na novena da Barca», explicaba ayer un voluntario de Protección Civil de Muxía, la agrupación que ha tenido que habilitar un dispositivo de seguridad permanente en torno al santuario para evitar cualquier percance con las miles de personas que se acercaron esta semana -ayer especialmente- a comprobar in situ el alcance del devastador incendio de la mañana de Navidad.

Las incontables visitas hicieron que por la tarde resultase incluso complicado encontrar un sitio en el que dejar el coche y las hileras de personas se extendían desde el mismo acceso al santuario hasta las emblemáticas rocas de la Punta da Barca, a las que la leyenda atribuye propiedades mágicas.

Esta presencia, además de la posible caída de elementos del tejado que obligaron a vallar el acceso e impedir la entrada en la basílica, es lo que más preocupa a la Policía Local porque el mar está muy picado estos días y la zona es especialmente peligrosa como ha quedado demostrado con varios turistas afectados en los últimos años.