«Dirk» trajo vientos de más de 190 kilómetros por hora

Superó las rachas del «Klaus» en el 2009 e igualó las de «Xynthia» en el 2010


Redacción / La Voz

Klaus, Flora, Xynthia, Madeleine o Gong. Son, como Dirk, ciclogénesis explosivas que afectaron Galicia en los últimos inviernos. Aunque, sin duda, el fuerte temporal que sembró el caos durante la madrugada del lunes al martes ha sido uno de los más virulentos de los que han pasado por la comunidad. Las fuertes rachas de viento superaron los 192 kilómetros por hora en la estación que MeteoGalicia tiene en Lardeira, en Carballeda de Valdeorras (Ourense). Este récord superó los 183 que se alcanzaron con el Klaus en enero del 2009 y estuvo a punto de igualar los 196 del Xynthia en febrero del 2010. Son vientos que se consideran huracanados al pasar de los 150 kilómetros por hora. Otras marcas significativas de la madrugada del lunes al martes fueron las de Manzaneda, con 166, y Cuntis, 163.

Las ciclogénesis explosivas, que son en realidad borrascas que se forman de manera muy rápida e intensa con una bajada importante de presión en apenas 24 horas, se han convertido en muy habituales en el invierno gallego. Antes del Dirk, la última que azotó la comunidad fue Gong, que tuvo lugar en enero de este mismo año.

El viento fue sin duda el principal elemento de Dirk, que dejó a 70.000 familias sin luz, pero las lluvias también fueron muy cuantiosas. La estación de MeteoGalicia en Forcarei, en Pontevedra -una de las provincias más castigadas por las precipitaciones-, acumuló el día de Nochebuena 152 litros por metro cuadrado, más de la mitad de lo registrado en todo lo que va de mes. En 12 horas Fontecada (Santa Comba) tuvo 106 litros por metro cuadrado, Xesteiras (Cuntis) 139, y Pereira (Forcarei) 105. La alerta se activa a partir de los 80 litros por metro cuadrado.

Muy habituales

Aunque las ciclogénesis explosivas son un fenómeno más propio de zonas más al norte, como Islandia o Groenlandia, Galicia ya ha sufrido en varias ocasiones la influencia de estos profundos temporales. Este mismo año, la comunidad se ha visto azotada por Dirk y por Gong, que llegó en enero. En abril del 2012 se activaron las alertas ante Madeleine; en otoño del 2010 se sucedieron Natalie, Paula y Becky; en febrero del 2010 sembró el caos Xynthia; y un mes antes se formaba Flora. Una de las ciclogénesis que más destrozos causó fue Klaus en enero del 2009.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

«Dirk» trajo vientos de más de 190 kilómetros por hora