El temporal «Dirk» deja más de 900 incidencias y casi 90.000 hogares sin luz en Galicia

El servicio ha sido restablecido en unas 81.000 viviendas. Un tren descarriló en Viveiro tras el desplome de un árbol sobre la vía. Las lluvias dejan este martes hasta 80 litros por metro cuadrado


Galicia sufre los efectos de una ciclogénesis explosiva «Dirk» que mantendrá la comunidad bajo fuertes vientos y lluvias hasta Navidad. El temporal ha dejado sin suministro eléctrico a miles de viviendas de la comunidad gallega. Según los últimos datos facilitados por Fenosa, a las 18:00 horas todavía permanecían sin luz un total de 6.991 clientes, de los que 2.803 se encuentran en la provincia de Pontevedra; 29 en la de Ourense; 151 en la de Lugo, y 4.000 en la de A Coruña. A esta hora seguían activas 28 incidencias.

A primera hora de la mañana los afectados rozaban los 90.000. La provincia más afectada ha sido la de Pontevedra, donde 42.693 carecían de suministro. En A Coruña eran 28.880 los clientes afectados, mientras que en Lugo 8.715 (los consumidores de la zona de A Mariña dependen de la eléctrica Begasa). Y en Ourense, un total de 7.913 hogares no tenían suministro.

Fenosa movilizó un operativo de emergencia formado inicialmente por 300 operarios, y que durante la mañana aumentó a 524 efectivos, que tratan de reestablecer por completo el suministro eléctrico. Según fuentes de la compañía, la mayoría de las incidencias se deben a árboles caídos sobre el tendido, a menudo en zonas de difícil acceso para los equipos. Las mismas fuentes han precisado que los problemas en el sumistro podrían estar resueltos a lo largo de la jornada, no obstante, siempre y cuando lo permitan las condiciones meteorológicas, porque «hay que primar la seguridad del personal que trabaja en condiciones adversas».

El fuerte viento también provocó cortes de luz en O Salnés y en la Costa da Morte. Desde el pasado fin de semana, los apagones no han parado de sucederse en O Salnés, siendo de cierta entidad en Cambados, O Grove y algunas parroquias de Ribadumia. Entre los afectados se encontraba uno de los locales emblemáticos de la gastronomía gallega, el laureado Culler de Pau. En la Costa da Morte, el fuerte viento dejó sin luz a todo el casco urbano de Malpica y la parroquia colindante de Seaia. El corte duró hora y media. En Coristanco, un tramo del alumbrado público quedó inoperativo y varias viviendas se quedaron sin servicio por la caída de un árbol. También en el municipio de Teo se han quedado algunos vecinos sin luz, en este caso por la caída de un árbol que afectó al tendido eléctrico.

Vientos de 190 kilómetros por hora

De madrugada se alcanzaron en Galicia rachas de viento que superaron en Carballeda de Valdeorras los 190 kilómetros por hora y lluvias de hasta 139 litros por metro cuadrado en Cuntis. Igualmente, el temporal en el mar ha generado olas entre seis y ocho metros en las zonas de Ártabro y Bares.

El temporal de lluvia y viento ha dejado más de 500 incidencias por toda Galicia, sobre todo, desprendimientos de árboles, vallas y planchas. Uno de los problemas más graves se produjo en Viveiro, donde un tren de Feve con diez viajeros desacarriló después de que un árbol cayese en la vía como consecuencia del temporal. Sus diez pasajeros y la tripulación no han sufrido ningún daño personal. El convoy realizaba el trayecto Ferrol-Pravia, cuando se produjo el incidente, que hizo que el tren quedase a unos dos metros de la vía. El tramo entre Ortigueira y Ribadeo permanece cerrado pero Renfe traslada a los pasajeros por carretera para mantener el servicio.

Carreteras y aeropuertos

El temporal «Dirk» está complicando la circulación por un buen número de carreteras secundarias gallegas debido a la caída de árboles y carteles publicitarios. En Cans (O Porriño) la caída de una valla publicitaria obligó a cortar el tráfico durante horas en la N-120 y en la ciudad de Pontevedra el desprendimiento de las cubiertas de las aceras dejó inoperativo durante cuatro horas el puente de A Barca. La ciclogénesis explosiva, además, ha obligado a cortar de madrugada el tráfico en la carretera que va desde el municipio coruñés de Santa Comba hasta la capital gallega, a la altura de la parroquia de Ser.

Entre las emergencias atendidas figura también el anegamiento de una casa en Rois, a causa de que el viento se llevó el techo. Las fuertes rachas de viento en Vigo soltaron parte de la lona del estadio de Balaídos y en A Coruña la de Riazor, que obligó a cortar la calle Manuel Murguía a primera hora. La provincia más afectada por el temporal hasta las 5 horas de la pasada madrugada, que no consta haya causado daños personales, ha sido A Coruña, desde donde ha habido 232 incidencias comunicadas a los servicios de emergencias; 70 en Pontevedra, 43 en Lugo y 2 en Ourense.

Los aeropuertos gallegos se han visto seriamente afectados por el temporal en las últimas horas. Los aviones no han podido aterrizar en Peinador y un vuelo de Vueling entre Barcelona-Vigo ha acabado en Barajas. Además, según informa Luis Carlos LLera, varios centenares de pasajeros están afectados por cancelaciones y retrasos en el aeropuerto de Vigo a causa de la ciclogénesis. Iberia ha cancelado un vuelo a Madrid y ha embarcado a los pasajeros en Air Europa, cuyo viaje también saldrá con retraso de mas de una hora. Los pasajeros temen por sus enlaces. En el aeropuerto de Lavacolla se han producido algunos desvíos de vuelos procedentes de Gran Canaria y Barcelona por la inestabilidad meteorológica. En Alvedro se ha cancelado una de las conexiones con Bilbao por problemas en el aeropuerto vasco.

Alerta roja

La Xunta ha activado la alerta roja para esta noche en el litoral noroeste de la provincia de A Coruña ante la llegada de la ciclogénesis explosiva. Buena parte de la comunidad estará ya durante todo el día de hoy y mañana en alerta naranja por la previsión de fuertes vientos.

La ciclogénesis explosiva, que se está desarrollando al norte de las Islas Británicas, dejará fuertes lluvias y un incremento del viento en Galicia durante Nochebuena y Navidad. Según explica Meteogalicia, este fenómeno no tendrá un impacto directo sobre la comunidad pero el frente asociado que tiene este temporal es muy activo y afectará al tiempo del norte de España a lo largo de estos dos días festivos, por lo que algunos Ayuntamientos -como el de A Coruña- ya han tomado medidas y han decidido cerrar algunos parques y playas para evitar posibles accidentes.

«Hoy esperamos un incremento de los vientos de suroeste y el día de Nochebuena estará marcado sobre todo por vientos fuertes y lluvias que van a alcanzar los 80 litros por metro cuadado», aseguran desde Meteogalicia. El día 23, de hecho, las ráfagas de viento serán superiores a los 100 km/h a partir de las 9 de la noche y llegarán a alcanzar los 120 kilómetros por hora.

A lo largo del lunes se espera un incremento de los vientos de suroeste, vientos que marcarán la jornada del 24 de diciembre y traerán consigo lluvias intensas que obligarán a sacar los paragüas durante estas jornadas festivas.

A partir del día 25 de diciembre, entrará aire algo frío asociado al frente y será una jornada desapacible con chubascos e incluso con posibilidades de granizo. La nieve hará acto de presencia y aparecerá cerca de los 1.000 metros en zonas altas de Ourense y Lugo.

En el mar las condiciones serán muy desfavorables, y, de cara a la Navidad, se incrementarán mucho las olas que incluso podrán estar por encima de los 8 metros.

La ciclogénesis explosiva es aquella que sucede muy rápidamente y muy intensamente. Es decir que se forma y profundiza en muy poco tiempo, convirtiéndose en un temporal adverso en pocas horas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
159 votos

El temporal «Dirk» deja más de 900 incidencias y casi 90.000 hogares sin luz en Galicia