Recorrer toda la AP-9 costará más de 20 euros a partir del 1 de enero

Las autopistas de la Xunta no subirán y las estatales lo harán un 1,85 %

s. lorenzo
Vigo, Santiago / La Voz

Recorrer la autopista del Atlántico en su totalidad entre Ferrol y Tui costará a partir del 1 de enero más de 20 euros para los vehículos ligeros, alrededor de 34,60 para las furgonetas, camiones y autobuses de tamaño medio y pequeño, y otros 44,15 para los transportes pesados.

Las nuevas tarifas serán aprobadas mediante una orden ministerial por Fomento en los próximos días, pero el departamento que dirige Ana Pastor y el sector de las concesionarias trabajan ya en la actualización de tarifas para el próximo año aplicando una subida media del 1,85 %. Dicho aumento viene determinado al aplicar el IPC entre noviembre del año pasado y el mismo mes del presente ejercicio, estableciendo con dichos parámetros el 95 % del nuevo precio, que es completado con un porcentaje que cada autopista propondrá al ministerio en función de la evolución de sus tráficos en el año que termina.

La subida que aplica Audasa históricamente suele coincidir con la media estatal, máxime este año que la concesionaria de la AP-9 acumula una caída en su número de usuarios de un 6,96 % respecto al registrado el ejercicio anterior, siendo además el sexto año de bajada en número de vehículos de manera consecutiva.

A falta del visto bueno de Fomento y de la fijación de los redondeos de precios a los que tienen derecho las concesionarias para ajustar a múltiplos de cinco las tarifas de todos sus tramos, cada uno de los que jalonan la AP-9 subirá entre cinco y diez céntimos. Así, de norte a sur el itinerario completo entre Ferrol y Tui aumentará alrededor de 37 céntimos sobre los 19,80 euros actuales. Entre la ciudad departamental y A Coruña se incrementará en 10 céntimos hasta alcanzar los 4,40 euros, así como entre Santiago y A Coruña costará 6,30.

Ir desde la capital de Galicia a Pontevedra tendrá un coste en peajes de 5,40 euros, tras subir 10 céntimos, como entre Vigo y su capital provincial pasará a 2,55, es decir cinco céntimos más que en la actualidad. Cruzar todos los peajes desde Vigo a A Coruña se pondrá en 15,35 euros, al preverse un incremento de 28 céntimos.

La autopista del Atlántico, así como los demás viales de pago de titularidad estatal han sufrido cinco aumentos de precio desde que gobierna el PP. La autopista entre Santiago y Dozón (AP-53), también competencia de Fomento, verá incrementados sus peajes en el mismo escalón de 1,85 %, lo que llevará a los usuarios de vehículos ligeros a pagar 5,90 euros al aumentar diez céntimos el precio de todo el recorrido.

La Xunta no sube

Los usuarios de las dos vías de pago titularidad de la Xunta no sufrirán en cambio esta vez las mismas subidas los que circulen tanto por la AP-9 como por la AP-53. Itínere, la empresa matriz de Audasa, que con Autoestradas de Galicia controla la AG-55 (A Coruña-Carballo) y la AG-57 (Vigo-Baiona), se queda sin margen para actualizar las tarifas en enero. Esto es así porque la evolución del IPC interanual, que es del 0,95 % hasta octubre, tendría una repercusión sobre el peaje inferior a 5 céntimos de subida. El contrato de la concesión de las dos autopistas autonómicas establece que la tarifa no puede actualizarse en tramos inferiores a ese importe. A diferencia de las del Estado, en las autonómicas no se aplica ningún ajuste adicional en función del tráfico que registran.

Por tanto, las tarifas se mantendrán sin cambios. En la AG-55, el trayecto entre A Coruña y Arteixo seguirá costando 0,55 euros; y el tramo entre Arteixo y Carballo, 1,95. En la AG-57, el desplazamiento de Vigo a Nigrán se mantiene en 1,10 euros; y el de Vigo a Baiona, en 1,65.

La Xunta, que en el 2014 inyectará 5,8 millones a Audasa para cofinanciar con Fomento la gratuidad en Rande y A Barcala, destinará 1,5 millones a pagos en las dos autopistas autonómicas. Mientras en la AP-9 esa factura se reducirá por la caída de tráfico, en la AG-55 y en la AG-57 la Xunta triplicará en el 2014 los 500.000 euros desembolsados este año, pese a que en el 2012 perdieron 2.428 vehículos diarios. La explicación está en la amortización de pagos pendientes de las obras de la mejora de los accesos a O Val Miñor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Recorrer toda la AP-9 costará más de 20 euros a partir del 1 de enero