Redacción / La Voz

El manto blanco con el que amaneció ayer gran parte de Galicia, después de una madrugada gélida con temperaturas mínimas que se desplomaron hasta los -9 grados en Calvos de Randín (Ourense), irá desapareciendo entre hoy y mañana. Para el jueves MeteoGalicia prevé que ya no haya heladas y que se inicie un tiempo más propio de Galicia en esta época del año: nubes, viento y temperaturas más agradables.

Las mínimas se situaron la madrugada del domingo al lunes por debajo de los cero grados en numerosos municipios de Galicia y no solo del interior. Los termómetros llegaron a los ocho grados bajo cero en concellos lucenses como Sarria o Vilalba, pero también se desplomaron hasta los -6 en municipios de la fachada atlántica, como Zas, en la provincia de A Coruña.

Aunque se prevé que el termómetro vaya ascendiendo poco a poco, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene para hoy la alerta amarilla por bajas temperaturas en el sur de la provincia de Ourense.

Las heladas provocaron incidencias en numerosos puntos de Galicia, aunque ninguna de gravedad. Temperaturas de hasta -8 grados motivaron que las empresas encargadas del servicio de Conservación de Carreteras de la Diputación de Lugo tuviesen que atender en los últimos tres días más de medio centenar de sucesos asociados al frío, provocadas fundamentalmente por la formación de placas de hielo en zonas sombrías.

La zona sur de la provincia de Lugo fue, sin duda, la más afectada, por las heladas, aunque también se registraron múltiples avisos por esta causa en los municipios de montaña. El ente provincial recargó con treinta toneladas los catorce saleros que tiene distribuidos por la red viaria provincial para afrontar la campaña de invierno, pero con motivo de los partes de incidencias de los últimos días, en seis de ellos ya tuvo que renovar la carga.

Por otra parte, el servicio de Protección Civil del Ayuntamiento de Lugo también se vio obligado a esparcir sal la madrugada del domingo en varias zonas del municipio.

Por seguridad de los peatones, tuvieron que ser cortadas algunas zonas de paso en distintos municipios debido a la presencia de hielo, como por ejemplo el puente sobre el río Mandeo, en el centro de Betanzos. También hubo avisos por resbalones en varias ciudades, como en Ferrol.

Nieve en Monforte

Las heladas fueron especialmente intensas en el valle de Lemos. En el casco urbano de Monforte, a la capa de hielo con la que amaneció ayer la mayor parte de la ciudad se sumó por la mañana una nevada poco común. Se formó por la congelación de la niebla y cayó de forma intermitente en algunos puntos de la ciudad. En algunas calles, el hielo y la nieve llegaron a dificultar no solo el tránsito de peatones, sino también incluso la circulación de vehículos. La mínima de la noche en Monforte alcanzó los -5,1 grados.

Han colaborado en la información C. Cortés, M. Ascón y T. Silva

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Las nubes se llevarán las heladas, que dejaron blanca media Galicia