El 60 % de los accidentados leves se derivan ya a clínicas privadas

El 061 ordena llevar a estos centros a los pacientes menos graves


Santiago / La Voz

Solo el área de Ferrol no aplica todavía el protocolo de la Fundación Pública Urxencias Sanitarias de Galicia-061 para trasladar a clínicas privadas a los pacientes leves de los accidentes de tráfico, en los que hay un tercero obligado al pago. Este sistema se implantó por primera vez en las zonas de Vigo y Ourense en el 2000 pero se revisó a principios del 2009; posteriormente se amplió a Lugo y Pontevedra en el 2012; y las últimas áreas en adherirse han sido Santiago y A Coruña. Según los datos facilitados por el propio 061, alrededor del 60 % de las personas que presentan una patología leve causada por un accidente de tráfico se trasladan ya a centros privados. Desde que comenzó este sistema para sectorizar a los heridos -en el año 2000 en las provincias del sur-, «no ha habido ninguna incidencia que haya afectado a los pacientes», sostienen desde esta fundación pública.

El motivo por el que se toma esta decisión es descongestionar los hospitales públicos y que estos atiendan a los pacientes más graves. No obstante, en un accidente de tráfico en el que existe un tercero obligado al pago -normalmente la compañía aseguradora-, siempre es el herido el que tiene la última palabra, por lo que si quiere elegir un centro público debe ser trasladado por la ambulancia allí.

Actualmente este protocolo de derivación incluye trece hospitales privados, dos en Ourense; dos en Lugo; uno en Santiago; tres en A Coruña; uno en Pontevedra; y cuatro en Vigo.

Sin ahorro para el Sergas

La derivación de los accidentados a centros privados no supone ningún ahorro para el Servizo Galego de Saúde tal y como explican desde el 061, sino que se toma la medida para poder atender mejor a los pacientes que acuden a los servicios de urgencias hospitalarias, y no sobrecargarlos con patologías menores que pueden ser atendidos en clínicas sin un nivel tan alto de especialización. Tampoco se produce un ahorro en los recursos, ya que en la mayoría de los casos no requieren hospitalización. «por lo tanto el factor cama no es determinante».

El protocolo remitido a las empresas de ambulancias refleja que los heridos graves deben llevarse a un hospital de la red Sergas. En este grupo se incluyen los que sufren dos o más fracturas; una pero complicada; traumatismos craneales, torácicos, abdominales o de columna vertebral; u otras patologías; así como niños de hasta 14 años. La gerente del Sergas, Nieves Domínguez, aclaró hace unas semanas que si existe un tercero obligado al pago y los pacientes por su gravedad pueden ser vistos en un centro privado, «o normal é que sexan vistos alí e que o Sergas manteña a atención para os máis graves». Desde la Asociación para a Defensa da Sanidade Pública critican la medida por privatizadora y porque el Sergas atiende así a los enfermos más costosos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

El 60 % de los accidentados leves se derivan ya a clínicas privadas