Multitudinaria protesta contra la muerte del naval y de Ferrol

Beatriz García Couce
Beatriz Couce FERROL / LA VOZ

GALICIA

La muchedumbre abarrotó la ferrolana calle del Sol, por donde pasó la manifestación en defensa del sector naval.
La muchedumbre abarrotó la ferrolana calle del Sol, por donde pasó la manifestación en defensa del sector naval. josé pardo

Miles de personas se echaron a la calle por la falta de trabajo en el sector

02 dic 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Vida o muerte. Trabajo, prosperidad y ocupación frente a desierto industrial, éxodo y empobrecimiento. Miles de personas dejaron ayer pequeño el centro de Ferrol para luchar por que el corazón de la comarca, el sector naval, siga siendo el motor de su economía y bienestar.

Los trabajadores de los astilleros de la ría ferrolana y de sus compañías auxiliares encabezaron la manifestación, que partió a las 12.30 horas de la plaza de O Inferniño, convocada por los comités de Navantia Fene-Ferrol, pero no estuvieron ni mucho menos solos. Una vez más, Ferrolterra escenificó la unidad en torno al que es hoy su principal grito de auxilio: la dramática situación por la que atraviesan las antiguas Astano y Bazán, que hoy se quedan paralizadas y sin perspectivas de salir a corto plazo de esta situación. Familias enteras, grupos de amigos, adolescentes, representantes de todos los grupos políticos, alcaldes y centenares de personas anónimas acompañaron a los operarios del naval, que portaban una réplica de una fragata, bautizada irónicamente como La Prometida, ya que está pendiente de contratar desde el año 2004, cuando el anterior Gobierno se comprometió a garantizar su fabricación en los astilleros de la ría.

Una auténtica marea humana llenó las calles de la ciudad -40.000 personas según los manifestantes, 22.000 para la Policía Local- y confluyó en una plaza de Armas que se quedó insuficiente para albergar tan multitudinaria manifestación. «¿Como pode ser, as gradas baleiras e o dique sen facer?» y «Sen barco e sen dique, a comarca vai a pique» fueron algunos de los lemas de la protesta, en la que participaron regidores de todos los colores, como el fenés Gumersindo Galego (PP), Valentín González Formoso (PSOE), Secundino García y Xosé Fernández Barcia (BNG) y Xosé Manuel Blanco (Terra Galega), entre otros, además del líder nacional del BNG, Xavier Vence, y diputados autonómicos y gallegos de AGE y PSOE. El alcalde ferrolano, José Manuel Rey, solo realizó un tramo del recorrido, aunque se justificó indicando que, para él, lo importante era apoyar y que no hubiese problemas. El escritor Manuel Rivas fue el encargado de leer el doble manifiesto de la manifestación, ya que en la protesta también incluyó la de Nunca Máis contra el fallo del Prestige. «Sodes a honra de Galicia», exclamó a los manifestantes, para recordar que «Ferrol sempre foi exemplo de saber construír comunidade e tamén de construír barcos». Criticó que «estemos no teatro do absurdo de que non se lle deixe facer barcos aos que mellor o saben facer. A ver se aos suízos non lles deixan facer reloxos!», espetó. Además, denunció todas las promesas «incumpridas con alevosía» del flotel, la fragata, los gaseros y el dique flotante, y que podrían suponer la salvación del sector.