Dos seísmos sacuden Porto do Son en menos de 20 días

Los terremotos, de magnitud 2,7 el último de ellos, tienen su epicentro en una falla dos kilómetros mar adentro


Ribeira / La Voz

A muchos vecinos de Porto do Son les costó anoche conciliar el sueño. La tierra tembló a las 10.34 horas de ayer, cuando un terremoto de magnitud 2,7 en la escala de Richter sacudía el concello coruñés sin dar tiempo a reaccionar a quienes sintieron como sus casas se movían. El seísmo no ha causado grandes daños materiales, pero mantiene atemorizados a los sonenses, concretamente a los que residen en el lugar de Abuín, una zona especialmente afectada y donde ya no se habla de otra cosa.

Tal y como informaron fuentes del Instituto Geográfico Nacional, organismo dependiente del Ministerio de Fomento, el epicentro se localizó en el mar, al suroeste del municipio y a una distancia de dos kilómetros desde la tierra. A seis kilómetros de profundidad se encuentra una falla activa que no ha sido cartografiada por los expertos, pero que ya ha causado molestias a los residentes. Y es que el 9 de noviembre, un terremoto un poco más intenso -de 2,8 de magnitud- ya estremeció a los vecinos. Los epicentros de ambos se localizan muy próximos y la hora a la que se produjeron los temblores apenas varía en unos minutos.

Según las mismas fuentes, y atendiendo a la intensidad con la que se han dejado sentir los seísmos, la falla que está haciendo temblar la tierra podría medir alrededor de dos kilómetros, una longitud no demasiado extensa comparándola con otras que han llegado a causar en España terremotos de mayor magnitud en los últimos meses. Con todo, los de Porto do Son han sido de los más intensos registrados en el país en lo que va de mes. Los datos pueden consultarse en el Servicio de Información Sísmica que el Ministerio de Fomento tiene en su página web.

Qué hacer

El portal ofrece a los ciudadanos información sobre qué hacer en caso de que sientan un temblor y también sirve para llevar un control de estos. Algunos sonenses rellenaron en los últimos días un cuestionario en el que se les pregunta qué ruidos causaron alarma en el lugar del temblor y otros detalles, como la intensidad del movimiento de tierra, el número de personas que se percataron del suceso o la alarma que causó.

La noticia del terremoto también ha corrido como la pólvora por las redes sociales y algunos han subido los datos de esta web oficial al Facebook para corroborar que el seísmo del 9 de noviembre no era fruto de su imaginación.

Los vecinos del lugar de Abuín que ayer se despertaban con el terremoto coincidían al señalar que aunque notaron un gran estruendo, apenas les dio tiempo a salir a la calle para ponerse a salvo. Temieron que el temblor fuera a más y resultasen heridos.

«Estaba falando por teléfono coa miña nora cando sentín un ruído enorme. Pensei primeiro que sería un camión das obras, pero a mesa do comedor movíase moito», señaló Encarna Lorenzo. En la misma línea explicó los hechos Rosa María Tomé, que estaba terminando de desayunar cuando se percató de que su casa se movía.

El miedo a las réplicas se ha apoderado de los sonenses. En el núcleo urbano también llegó a sentirse, aunque con menor intensidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Dos seísmos sacuden Porto do Son en menos de 20 días