Millones de páginas de ficción y realidad


redacción / la voz

A lo largo de su historia, Galaxia y La Voz han compartido ideas, escritores, inquietudes, palabras... Unos contando lo real que parece ficticio. Otros, la ficción que parece real y lo fantástico que no se parece a ninguna otra cosa. Siempre en Galicia. Dos árboles que entrelazaron sus raíces y continuaron trenzando sus ramas, dos casas compartidas. Brújulas que eligieron como norte el noroeste. Delineantes que dibujaron la esquina en el centro.

El espíritu de Galaxia no tiene complejos y ampara a Castelao pero no desdeña a Agatha Christie, que publica ensayo y literatura infantil, que honra la novela pero tiene estómago para los libros culinarios. Un lugar con los pies en el suelo gallego, pero con sus puertas abiertas al mundo. Ese espíritu también está en las páginas de La Voz y en las paredes del museo del periódico. La editorial recibió su gran homenaje en un escenario familiar en el sentido más cercano de la palabra. No es casualidad que los invitados al acto de entrega del premio Fernández Latorre ocuparan ayer mesas bautizadas con nombres como Ramón Piñeiro y Otero Pedrayo, dos figuras que son parte de la historia de Galaxia. Tampoco lo es que los presentes recordaran en sus discursos públicos y también en los privados a Carlos Casares (el gran ausente presente junto a Benxamín Casal) y mencionaran con tristeza la columna en blanco del escritor en la última página de La Voz.

Los libros muchas veces son noticia por sí mismos. Y las noticias a menudo van por capítulos. Entre Galaxia y La Voz, nadie ha publicado tantas páginas sobre Galicia y los gallegos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Millones de páginas de ficción y realidad