Anova duda para las europeas entre el nacionalismo y el escaño que le ofrece IU

Se plantea celebrar una conferencia política monográfica en la que debatir su política de alianzas


Vigo / La Voz

Anova se plantea celebrar una conferencia política monográfica en la que debatir su política de alianzas de cara a los próximos comicios europeos. La permanente de la formación y la coordinadora nacional establecerán el formato en el que las bases de Anova serán convocadas para decidir cómo participará la organización en los que serán sus segundos comicios.

Mientras, el debate se ha instalado entre las distintas formaciones que componen Anova y ha traspasado también a las que confluyen en AGE. FPG, Ecogaleguistas, Nova Esquerda Galega y una parte de Encontro Irmandiño se mostrarían proclives a prolongar en las europeas la experiencia de las pasadas autonómicas y hacerlo incluso en un marco aún más transversal como el que se está generando alrededor de Suma, proyecto participado por IU y una treintena de pequeñas organizaciones políticas y sociales de izquierda de distintos puntos del Estado y que el mes que viene presentarán públicamente sus bases.

Izquierda Unida ha ofrecido a Anova dentro de ese conglomerado un puesto de salida para remarcar así la fórmula de confluencia entre comunistas y nacionalismo que pretenden exportar a otras autonomías. Los promotores de Suma estiman que pueden obtener entre 7 y 9 escaños en el Parlamento Europeo, donde además se integraría en el grupo que formen entre otros movimientos europeos la Syriza griega, aspecto que atrae a una parte de Anova. Diversos sectores de la formación señalan a Martiño Noriega, alcalde de Teo, como su posible opción electoral para dicho proyecto.

Una alianza con fuerzas exclusivamente nacionalistas es la apuesta de otra parte de la organización que lidera Beiras, que ya ha establecido un puente estable con Compromis en Valencia, lo intenta con HB Bildu en el País Vasco y lo ha propuesto, pero con menos resultado, a las CUP catalanas, que podrían optar por no participar en las europeas. Una alianza entre las cuatro formaciones es presentada como una fórmula con la que tratar más adelante de forzar cambios en la Constitución en favor del autogobierno de las nacionalidades históricas.

La tercera posibilidad es formar un frente más amplio que el de la propia Suma, invitando al BNG a tomar parte en ella para presentarse como una alternativa de la mayoría de las formaciones de izquierda del Estado.

Optar en solitario a las europeas es la última posibilidad que se apunta desde Anova.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Anova duda para las europeas entre el nacionalismo y el escaño que le ofrece IU