Dos años soportando 600 golpes a la hora de tapas de alcantarilla sueltas

El paso de los vehículos sobre las arquetas producen un ruido constante y molesto


pontevedra / la voz

Son solo dos arquetas, pero desde hace dos años y medio esta simple pareja de elementos urbanos han ocasionado infinitos dolores de cabeza a vecinos que habitan el edificio número 11 de la avenida de Marín, en Pontevedra. ¿La razón? Las deficiencias en la instalación de estas tapas del alcantarillado, ubicadas sobre uno de los pasos de cebra de la citada calle, que motivan que a cada pasada de ruedas de los vehículos que la cruzan se produzca un ruido constante y molesto.

No es un tema tan baladí como pueda parecer, si tenemos en cuenta que en horas que ni siquiera son punta, este paso (en el carril de entrada a Pontevedra) lo pueden atravesar diez coches por minuto, o sea, 600 a la hora siguiendo ese promedio. Catorce mil cuatrocientos en un día entero con el mismo cálculo. No todos, pero sí la mayoría de los vehículos, acaban pasando por encima de estas tapas medio sueltas justo en el punto donde se desequilibran.«Aunque también depende de las horas del día y del tráfico, incluso de si ese día llueve o no, porque por ejemplo, si se forma una bolsa de agua, se nota menos», explica uno de los afectados. Apunta que el momento en que pasan más vehículos es entre las cinco y las ocho de la tarde, «pero es peor de madrugada, sobre las cinco o seis, porque hay menos ruido ambiental y el tuntún se oye todavía más, con coches que vienen de Marín y no respetan la limitación a 30. O también de noche, a las nueve y media. Estás en casa viendo la televisión y oyendo, tuntún, tuntún... O sea, que se produce más ruido en las horas a las que tú descansas».Para este inquilino, que trabaja desde casa y que reconoce que tampoco todos los vecinos oyen igual el ruido, ponerse a leer en su salón un domingo por la mañana es una tarea casi ya descartada, «porque esto es lo que llaman los expertos el ruido insoportable, es un aleatorio de ruidos que te produce estrés, con que pasen cinco coches ya te distorsiona». «El problema ya no es la cantidad de coches, el problema es que esto hace ruido, por tanto, hay que eliminarlo».

comunicado

Días antes de que se inaugurase el nuevo paseo marítimo (marzo del 2011) este pontevedrés ya les advirtió a las autoridades locales durante una visita a las obras sobre la deficiente instalación de las arquetas. «Estaba presente la aparejadora de la empresa que realizó la obra, que efectivamente así lo confirmó, y dijeron que había que arreglarlo». Sin embargo, nadie ha reparado a lo largo de este tiempo «este fallo grave de ejecución», a pesar que el mismo vecino también presentó queja ante la concesionaria del saneamiento, Aquagest (ahora Viaqua), «pero allí me dijeron que era cosa del Concello».

El hecho de que estas tapas no estén reforzadas con un borde de cemento, como sí ocurre con las otras de la calle, ha provocado además el desgaste de los adoquines que las rodean, «con lo que esto va en aumento y cualquier día, aquí se produce un accidente». «Además de encastrarlas en ese borde de cemento, habría que nivelarlas luego, porque ahora no lo están, y colocar unas juntas que son las que evitan el ruido», agrega el afectado.

«Esta queja no tiene nada que ver con ningún partido ni va contra nadie, esto va de que el Concello de Pontevedra tiene que poner unos servicios en condiciones y solucionar este problema. Y yo lo único que quiero es descansar», dice este vecino. En este sentido, asegura que incluso estaría dispuesto a costear esta reparación». «Aunque entiendo -añade el afectado- que eso, en estos momentos, no es nada y que es perfectamente asumible».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos

Dos años soportando 600 golpes a la hora de tapas de alcantarilla sueltas