Sanidade ordena trasladar a los heridos leves a clínicas privadas

El protocolo se aplica a accidentes de tráfico en toda Galicia, excepto Ferrol


Redacción / La Voz

Con la incorporación del área sanitaria de A Coruña, la Fundación Pública Urxencias Sanitarias de Galicia-061 completa prácticamente la aplicación en toda la comunidad -tan solo queda por incorporarse Ferrol- de un protocolo destinado a organizar el traslado de las personas que resulten heridas en accidentes de tráfico. Según ese documento, que se ha remitido a las empresas de ambulancias que se ocupan del transporte sanitario urgente, los heridos menos graves deben ser trasladados a clínicas privadas, mientras que aquellos cuyo estado revista mayor gravedad serán conducidos a los hospitales públicos.

Desde el 061 defienden esta decisión, cuyo objetivo es -argumentan- descongestionar los servicios de urgencias de los hospitales públicos. Según este razonamiento, el traslado de los accidentados menos graves a sanatorios privados evita que lleguen a los servicios de urgencias de la red sanitaria pública muchos pacientes, con el consiguiente alivio para las salas de espera de los centros hospitalarios gallegos. La fundación dependiente del Servizo Galego de Saúde defiende este sistema y asegura que el objetivo de su aplicación es beneficiar al paciente y hacerlo, además, con un empleo racional de los recursos públicos.

Este protocolo se aplica en el caso de pacientes heridos en accidentes de tráfico, siempre que haya terceros obligados al pago, es decir, en aquellos casos en los que un seguro privado, generalmente el de los automóviles, se haga cargo de los gastos. En caso contrario, el traslado se hará a un centro del sistema público.

Según las indicaciones enviadas a las empresas de ambulancias, los pacientes de mayor gravedad deben ser llevados a un hospital de la red del Servizo Galego de Saúde, que cuentan con mayor capacidad diagnóstica y terapéutica. Se consideran de más gravedad aquellos casos en los que se hayan producido dos o más fracturas o una sola complicada, los traumatismos craneales con disminución del nivel de consciencia, traumatismos torácicos, abdominales o de columna vertebral, quemaduras, niños hasta 14 años, amputaciones con posibilidad de reimplante o cuando concurran circunstancias que compliquen la valoración, como intoxicaciones. Mientras, las heridas, policontusiones o fracturas únicas no complicadas deben ser trasladadas a centros sanitarios privados. En el caso de A Coruña, la última área en incorporarse, esos hospitales son San Rafael, Modelo y Santa Teresa.

La elección de los pacientes

De todos modos, en el caso de los pacientes con lesiones menores, estos tendrán la última palabra sobre su traslado. Las ambulancias, en efecto, tienen la instrucción de informarles del hospital al que serán conducidos según la zonificación aplicada en el protocolo. En caso de que deseen otro destino deben firmar una hoja de elección de traslado y asumir la responsabilidad de su decisión.

La sectorización de accidentados comenzó a funcionar en Vigo y se aplicó posteriormente en Pontevedra, Ourense, Santiago, Lugo y ahora en A Coruña.

Un portavoz de la Fundación 061 insistía ayer en que la aplicación de este sistema «no es una forma de privatizar». Sobre los posibles beneficios económicos que esta medida aprobada por la Xunta supone para los hospitales privados, desde el organismo público explican que «no hay que leerlo entre líneas, de lo que se trata es de una mejor organización y de hacerlo a beneficio del paciente».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
25 votos

Sanidade ordena trasladar a los heridos leves a clínicas privadas