La dirección de Anova se enfrenta a su agrupación de Vigo, interviene su asamblea local y frena unas elecciones


Vigo / La Voz

Anova ya tiene su primera crisis de organización interna. La permanente nacional de la formación liderada por Xosé Manuel Beiras acordó intervenir de manera inmediata la asamblea de su partido en Vigo para tratar de frenar la elección de su coordinadora local, o cuando menos cambiar los requisitos que deben reunir los aspirantes a formar parte de dicho órgano.

Por un solo voto de diferencia, la dirección de Anova consideró como inadecuada la norma de incompatibilidades aprobada por mayoría entre la militancia viguesa que establece que ningún cargo de la permanente ni de la coordinadora nacional puede ser elegido como cuadro a nivel local en Vigo.

Fuera de las candidaturas

Esa norma ha dejado fuera de las candidaturas que se iban a votar en la asamblea local del próximo sábado, cuyo plazo se cerró el viernes pasado, a cuadros gallegos de Anova como la parlamentaria y responsable de acción social en la formación nacionalista, Consuelo Martínez, o el exconcejal de Urbanismo vigués con el BNG, Xabier Toba, ambos contestados por las bases de la organización que dirige Beiras, y en el caso del exedil también y en privado por Esquerda Unida, que rechaza que llegue a ser incluido en las listas de las municipales del 2015 al considerarlo como el ideólogo de un plan general de urbanismo al que se oponen con rotundidad.

Tras aprobar la intervención de su asamblea en Vigo, la permanente nacional de Anova designó una gestora con su responsable de Organización, Paula Verao; el de Relaciones Políticas, Luis Eyré, y el de Acción Institucional, Antón Araúxo, para que traten de conseguir la anulación de la controvertida norma de incompatibilidades, que no existe en otras agrupaciones de la misma formación y que la cúpula nacionalista considera poco lógica en un partido que en Vigo no llega a doscientos militantes.

La dirección de Anova considera además que la ciudad en la que cuentan con obtener uno de sus mejores resultados en las próximas municipales no está teniendo la presencia que debería a año y medio de los comicios, ni tampoco ha conseguido hacer emerger una figura reconocible por la ciudadanía.

Las divisiones internas de Anova en Vigo han hecho que su parlamentaria, entre otros, haya dejado de militar en sus siglas de origen (Frente Obreiro Galego) y que Encontro Irmandiño haya perdido apoyos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
34 votos

La dirección de Anova se enfrenta a su agrupación de Vigo, interviene su asamblea local y frena unas elecciones