Canceliñas y su cómplice escapan armados tras liberar en Ponteareas al médico luso

Mantuvieron secuestrado al galeno durante 20 horas para sacar dinero de sus tarjetas

El secuestrado pidió auxilio en una casa de Ponteareas.
El secuestrado pidió auxilio en una casa de Ponteareas.
A. Martínez
Vigo / la voz

El secuestro del doctor luso Antonio dos Santos Costa Veloso no fue premeditado ni medió nada personal que lo convirtiera en víctima del asalto que tuvo en vilo las dos riberas del Miño desde la noche del jueves hasta ayer a las ocho de la tarde. En ese momento, después de unas veinte horas de secuestro, se produjo la llamada más esperada desde una vivienda de Ponteareas. El propio galeno pudo llegar a pie hasta la casa, ubicada en el barrio de A Portela, en la parroquia de Padróns, y advertir que había sido secuestrado. Los dueños de la vivienda alertaron a la Guardia Civil, que enseguida lo recogió para trasladarlo hasta el cuartel de Ponteareas. El hombre fue liberado a las cinco de la tarde en el monte Galleiro y lo recorrió durante dos horas. No sufrió ninguna agresión física.

Al cierre de esta edición, Guardia Civil y Policía Judicial Portuguesa mantenían desplegado un macrooperativo en el que participan más de dos centenares de agentes de los dos cuerpos de seguridad y que, con el apoyo de helicópteros y otros equipos, blindan los tres puentes internacionales del Miño en Tui y Tomiño, así como los municipios de Tui, Redondela, Vigo, Mos y O Porriño para dar con los secuestradores. Buscan al gallego Saturnino Marcos Cerezo Cancelas, Canceliñas, y su cómplice Álvaro Miguel dos Santos Barbosa, portugués afincado en Salceda de Caselas. La principal hipótesis apunta a que Veloso sufrió un carjacking, un sistema de robo con intimidación en el que los asaltantes consiguen secuestrar un vehículo con su propietario dentro a punta de pistola, cuando salía de hacer la compra en el supermercado de la cadena Pingo Doce en Arcos de Valdevez, a 50 kilómetros de Tui. Lo policía lusa no descarta un tercer implicado.

A las 17.30 del jueves habían robado un Renault Clio en Paredes de Coura. Con él se fueron a Valença. Allí se hicieron con un Fiat Stylo con el que llegaron a Arcos, donde interceptaron al médico en su Mercedes Clase S. Fueron vistos en este vehículo el mismo jueves a las 22.30 horas repostando en la gasolinera del polígono empresarial de A Granxa, en O Porriño. Los dos secuestradores y el médico levantaron las sospechas de agentes de seguridad privada del parque empresarial, porque cuando se acercaron a ellos se dieron a la fuga.

La Guardia Civil llevaba días vigilando la zona porque temía que Canceliñas pudiera dar otro golpe, similar a los dos atracos en gasolineras que protagonizó en la última semana en Tui y Tomiño. Canceliñas consiguió ayer por la mañana, pese a una larga noche de persecución por los montes de Tui y Gondomar, acceder y sacar dinero de dos cajeros en Redondela y en Tui. El médico luso contó a los vecinos de Ponteareas que le habían robado unos 400 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos

Canceliñas y su cómplice escapan armados tras liberar en Ponteareas al médico luso