El ADIF analiza si suspende los controles de velocidad en Angrois

Encarga un informe externo de evaluación de riesgos al ver que hay trenes que no reconocen las balizas instaladas en zonas con cambios bruscos


Redacción / La Voz

Los problemas técnicos del ADIF para controlar la marcha de los trenes en zonas como Angrois, con cambios bruscos de velocidad, son más graves de lo que ha trascendido hasta ahora. La Voz publicó hace unos días que el ente ferroviario se vio obligado a retirar balizas de anuncio de velocidad a 160 km/h porque fallaban. Ahora, en un informe que solicitó el juzgado que investiga el accidente de Santiago para comprobar qué medidas se tomaron tras el siniestro, el ADIF admite que estas balizas «interferían con la señalización de la línea». No solo eso. También detallan que en septiembre se remitió un dosier a la Dirección General de Ferrocarriles informando de «los problemas detectados para la implantación de balizas ASFA». Estas dificultades, alegan en un informe firmado por el director de Mantenimiento del ADIF, «se derivan de la falta de implantación en algunos vehículos de las empresas ferroviarias de sistemas compatibles con las balizas».

Esto implica que hay trenes que no reconocen las órdenes de estas balizas, que ahora están orientadas a limitar la velocidad a 80 por hora después de que se retirara la señal provisional de 30 km/h relacionada con las obras para subsanar los desperfectos del accidente.

Un segundo informe abundaba en los problemas técnicos que provocaban la instalación de estas balizas, que comenzaron a colocarse a raíz de una recomendación de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF), remitida a Fomento el pasado 1 de agosto. Teniendo en cuenta estas complicaciones, Fomento recordó al ADIF que estas medidas provisionales suponen «un cambio significativo en el sistema de señalización», por lo que debería ser objeto «del correspondiente análisis y evaluación de riesgos, supervisado por un organismo de evaluación de la seguridad, conforme a lo establecido en la normativa comunitaria y a los propios procedimientos del ADIF».

Efectivamente, fuentes del ente ferroviario confirmaron ayer que se encargará este informe a una firma externa y en él se determinará si hay que suspender esta medida o, por el contrario, hay que mejorarla con otros dispositivos o fórmulas. Se calcula que este estudio estaría listo en seis meses.

La instalación de balizas en las denominadas transiciones significativas de velocidad -hay medio centenar en todo el país- está de momento paralizada, pero no por esta razón, pues el ADIF está obligado a cumplir el dictamen de la CIAF mientras no disponga de un dictamen concluyente. Se ha parado por la falta de balizas. Hasta enero no se recibirán las 400 solicitadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

El ADIF analiza si suspende los controles de velocidad en Angrois