Desde «un buen hábito» hasta una «sobrecarga» para los niños


La prohibición del envío de tareas extraescolares a los niños de primaria, a raíz de la polémica surgida este mismo año en el colegio Isidro Parga Pondal, de Oleiros, reabrió un viejo debate, en el que no todas las asociaciones y colectivos de padres están de acuerdo. Familias del propio centro oleirense defendieron en su momento que se mantuviesen los deberes, no como una carga de trabajo, «sino como una forma de crear un hábito entre los niños».

Para la Confederación Galega de ANPA de Centros Públicos (Confapa), los deberes «representan en boa medida un fracaso do sistema educativo, que ten que sobrecargar aos nenos de tarefas que deberían ter traballado na escola».

Por su parte, la Congapa -la federación de ANPA de la concertada- cree que «dentro de un orden y una coordinación se puede poner algo de tarea». Padres de alumnos de Santiago rechazan el envío de los deberes «porque é unha prolongación da xornada lectiva e a iso nos opoñemos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Desde «un buen hábito» hasta una «sobrecarga» para los niños