El juez reitera que no hay pruebas de las acusaciones de Dorribo contra Blanco

Aclara que el archivo de la causa es provisional por si antes de que prescriba, en el año 2016, surge algún indicio


Redacción / la voz

Casi dos meses después de que el Tribunal Supremo exculpase al exministro José Blanco de todas las acusaciones generadas contra él en el caso Campeón, la causa que afecta al político gallego sigue generando actividad judicial y aún podría propiciarla en los próximos años. En un auto, el juez José Ramón Soriano le aclaró ayer al fiscal que el archivo del caso decidido el 2 de septiembre tiene carácter provisional, como subraya que es el criterio habitual del Supremo cuando no se abre juicio oral.

Esa provisionalidad hará posible que la causa contra el exministro pudiera llegar a ser reabierta si en algún momento surgen indicios nuevos y diferentes de los que han sido investigados en los últimos dos años por supuestos tráfico de influencias, cohecho y prevaricación. El plazo, en todo caso, vencerá cuando prescriba el delito, es decir la supuesta entrega de dinero que el empresario Jorge Dorribo aseguró haber hecho a Blanco en una gasolinera de Guitiriz. Por tanto, será en febrero del 2016 cuando la causa se archive definitivamente si no surge ninguna prueba.

Reproches entre juez y fiscal

El auto de ayer es un nuevo capítulo del cruce de duros escritos que juez y fiscal han protagonizado a lo largo de la instrucción. Si el representante del ministerio público llegó a acusar al magistrado de contravenir la ley y haber cometido «infracciones procesales», el juez Soriano afea ahora las argumentaciones del fiscal al negarle que «la investigación esté incompleta», recordándole que «las diligencias que sí fueron denegadas, lo fueron por no ser necesarias ni pertinentes para completar la larga instrucción y que, en todo caso, pudieron ser recurridas», añade para advertir que Dolz no puso pegas a dichos rechazos.

Respecto a la desimputación de Blanco y los demás implicados, el juez dice que «no deja de sorprender» la interpretación del fiscal de no considerar imputados a los que se relacionaron con el exministro en el caso. Y apunta que se les inculpó para que gozasen de garantías procesales y se les desimputó con «el fracaso de la instrucción». Excluye a Dorribo de tal decisión, pues estima que su imputación se produjo por petición propia, y dejó de ser efectiva al archivarse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El juez reitera que no hay pruebas de las acusaciones de Dorribo contra Blanco