Imputan también a la novia del nigeriano acusado de vender a su hija

F. Varela REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Fue la madre de la pequeña, que vive en Fene, la que tuvo que viajar a Lagos y recuperarla

15 oct 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

La jueza que se ocupa del supuesto intento de venta de una niña nigeriana residente en Fene en Dubái ha imputado también a la actual novia del padre, una gallega residente en Ferrol.

Al padre, O.I., se le atribuye aprovechar el régimen de visitas que tenía con su niña de 8 años, que vive con su madre en Fene al otro lado de la ría, para llevársela a Nigeria y dejarla allí. Fue su propia madre la que viajó a Lagos y recuperó a la pequeña, con la ayuda de la policía de Extranjería de Ferrol y el consulado. Ocurre que O.I. había sido advertido en el centro A Carón de que no podía sacar del país a su hija. Esta advertencia, parece, le fue hecha igualmente a su novia para que se lo explicase a él, por si no lo hubiese entendido. Ahora se considera que conocía que su compañero se llevaba a Nigeria a la pequeña y que colaboró o no lo denunció.

Explotación sexual

La madre de la pequeña, Mónica Bright, relató a la policía que la intención de O.?I. al llevársela a África era esperar «a que fuese un poco mayor y venderla para prostituirla ya que tanto O.?I. como su hermana se dedican a la explotación sexual de mujeres». Los tres, Mónica, O.?I. y la niña llegaron a España en patera cuando la hija era solo un bebé de meses.