Asunta no tenía ninguna alergia

Su pediatra, uno de los doce testigos que declararon anteayer, desmonta la versión de los padres sobre los días que la niña estuvo adormilada


Santiago / La Voz

Asunta no tenía alergia. Así lo ha declarado la pediatra de la niña al juez que investiga el caso, José Antonio Vázquez Taín. La médico fue uno de los doce testigos que el miércoles pasaron por los juzgados de Santiago. El magistrado los citó con la intención de reconstruir los últimos meses de vida de la pequeña, para lo que también llamó a declarar a compañeros de clase, profesores y personas cercanas a la familia, como la madrina.

La revelación de la pediatra es de suma importancia en el caso, porque abre nuevas y aún más enrevesadas interrogantes. Si Asunta no tenía alergia, por qué algunos de sus profesores de actividades extraescolares han asegurado que eso fue lo que les dijeron sus padres, Rosario Porto y Alfonso Basterra, cuando les advirtieron que en el pasado mes de julio habían notado en varias ocasiones a la pequeña adormilada y con dificultades de atención.

En su momento, a las profesoras de música los incidentes no les hicieron sospechar nada extraño. Avisaron al padre, que la fue a recoger a clase y no le dio ninguna importancia al incidente. Ahí quedó la cosa, pero cuando los padres de Asunta fueron detenidos e imputados por el homicidio de su hija y se supo que la pequeña fue sedada antes de asfixiarla decidieron acudir ante la Guardia Civil para informar del hecho por si tenía relevancia.

La declaración de la pediatra que atendía habitualmente a Asunta es un nuevo indicio, uno más, que apunta a Rosario Porto y Alfonso Basterra como los presuntos asesinos de su hija. Ambos están en prisión provisional comunicada y sin fianza desde el día 27.

Los incidentes relatados por las profesoras de unos cursos de música a los que acudió en julio la pequeña indican que a Asunta es muy posible que le suministraran algún tipo de pastilla tranquilizante ya en el mes de julio. Esta sería la razón por la que algunos días estaba adormilada y no, como explicaron los padres, que estuviese medicada por una alergia.

El testimonio de la pediatra de Asunta cobra así una dimensión muy significativa en la investigación, ya que desmonta la versión que ofrecieron los padres de la niña cuando sus profesores de música y alguna otra actividad extraescolar veraniega les advirtieron sobre algunos episodios en los que la pequeña acudió a las clases como ida.

Esta es la segunda vez en la que la versión de los padres es desmontada. La primera fue tras conocer que una cámara de seguridad había grabado a Rosario Porto con su hija en el coche en dirección a Teo, donde la familia tiene una casa a menos de cinco kilómetros de donde apareció el cadáver.

El día de ayer fue también de gran actividad en los juzgados compostelanos. Esta vez no hubo declaraciones de testigos, pero el equipo investigador se reunió con el juez Vázquez Taín para analizar las nuevas pruebas que el miércoles le fueron entregadas al magistrado y que se consideran «concluyentes» y que apuntan en la misma dirección: la presunta autoría de los padres en el crimen de Asunta Basterra Porto.

Aunque no ha trascendido, todo apunta a que ayer los investigadores también recibieron los resultados de alguna prueba que estaban esperando. Con ellas se busca poder posicionar los movimientos de los dos imputados a través de los teléfonos móviles, determinar si la cuerda anaranjada hallada junto al cadáver es la misma que había en la casa de Teo y concretar los resultados de toxicología.

La médica fue uno de los doce testigos que declararon anteayer

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
31 votos

Asunta no tenía ninguna alergia