¿Qué sabía realmente Asunta?

GALICIA

La niña había abierto, poco después del fallecimiento de su abuelo, un blog que ha llamado la atención de los investigadores; SIGUE AQUÍ TODA LA INFORMACIÓN SOBRE EL CRIMEN

29 sep 2013 . Actualizado a las 14:42 h.

De momento, la policía judicial de la Guardia Civil insiste en que sus esfuerzos se centran en determinar si los padres adoptivos de Asunta fueron o no responsables de su muerte. El porqué, en tal caso, vendrá más tarde. Pero las especulaciones se han desatado. Hay varios hechos que invitan a una fabulación siniestra. El primero, los fallecimientos, en un plazo de siete meses, de los padres de Rosario. Ambos murieron de forma repentina, en la cama de su casa. Ambos fueron incinerados.

¿Hubo algo irregular en la muerte del matrimonio? Y, en caso afirmativo, ¿sabía o sospechaba algo Asunta? Esta misma semana, en el entorno de la investigación se especuló con que, dadas las circunstancias, habría que «echar la vista atrás». Otras fuentes de la investigación, sin embargo, dieron largas a esa posibilidad. Sin embargo, otro detalle alimenta esa especulación. Asunta Basterra había abierto, poco después del fallecimiento de su abuelo, un blog titulado Asunca. Aparentemente se trataba de un ejercicio para mejorar su inglés, ya que la bitácora está escrita en ese idioma. Sin embargo, su contenido ha llamado la atención de los investigadores.

El blog, con solo una presentación y una entrada, pretendía explicar las apariciones de fantasmas en tres parques de Santiago. Por alguna razón, Asunta solo se refirió a una: «Érase una vez una familia feliz: una mujer, un hombre y un hijo. Un día la mujer fue asesinada. El hombre quiso tomar represalias con la persona que mató a su mujer (Anna), pero él también murió porque intentó tomar represalias, pero el hombre malo mató a John, el marido. Su cuerpo está en el parque de la Alameda y su espíritu también. Él espera que el espíritu de su mujer venga con él. Cada día él se sienta en los bancos. El cuerpo y el espíritu de su mujer están en el parque de Velvís».