El ADIF reprocha al juez que exija a sus cargos dotes «adivinatorias»

Pablo González
pablo gonzález REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Alega en su recurso que las imputaciones son «apresuradas» y no aporta la lista de vocales del consejo a la espera de que la Audiencia decida

17 sep 2013 . Actualizado a las 11:48 h.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) presentó ayer el anunciado recurso contra el auto del juez con el que se imputa a cinco responsables de seguridad y se anticipa la imputación de otras 23 personas, entre las que están el actual presidente del ADIF y sus dos antecesores, tres personas que precedieron en el cargo a los técnicos, y los vocales del consejo de administración del gestor ferroviario desde que entró en servicio el tramo Ourense-Santiago. Entre ellos, el presidente de Renfe.

El ADIF ha optado por la Abogacía del Estado para recurrir el auto del 9 de septiembre, al considerar que estas imputaciones se basan en fundamentos «erróneos», pues el juez exige a los cargos y personal del gestor ferroviario «que posean la sobrehumana capacidad predictiva, prácticamente adivinatoria, omnisciente» de prever que se podría producir un caso de imprudencia profesional como el que provocó la muerte de 79 personas en Angrois.

El abogado del Estado interpreta que el juez atribuye a estas personas «una especie de capacidad visionaria que les hubiera permitido representarse y prever la posibilidad de que existiera un comportamiento imprudente [...] de naturaleza tan grave como la del presente caso». Pero la defensa del ADIF alega en su recurso de apelación que eso «no es posible». Y no lo es porque, según la doctrina del Tribunal Supremo, no se puede apreciar una conducta negligente «en quien se ha comportado en todo momento dentro de lo permitido por el ordenamiento jurídico».