El fuego arrasa la riqueza natural y paisajística del monte Pindo

Las llamas afectaron a especies endémicas como el carballo enano

pindo

muros, ribeira / LA VOZ

El Padre Sarmiento, Otero Pedrayo y una extensa relación de personalidades históricas de Galicia elevaron a la categoría de mitológico al monte Pindo, unánimemente calificado como el Olimpo Celta. Ayer por la noche, todo atisbo de fauna y flora de este paraje por el que, desde hace años, luchan por su declaración de parque natural, había sucumbido al fuego, y el peculiar tono rosado de sus piedras se había vuelto gris. La catástrofe empezó a fraguarse el miércoles sobre las 21.30 horas en A Cima Darca, paraje forestal que marca los límites de Carnota y Mazaricos, y a medianoche seguía activo, aproximándose a las 2.000 hectáreas calcinadas. Solo entre el mediodía del miércoles y la noche del jueves, en apenas 34 horas, en Galicia ardieron unas 3.000 hectáreas, según datos oficiales.

Algunos testimonios aseguran que el fuego comenzó en dos focos a ambos lados de la pista que lleva a la cumbre, y fue alentado por un fuerte viento del nordeste, que encontró abundante foresta, agreste y muy seca, para avanzar descontrolado sin que nada pudieran hacer las cisternas y cuadrillas que llegaron al poco.

Las llamas se propagaron por las laderas de este espacio, dentro de la Red Natura y que cuenta con 650 especies catalogadas, entre ellas el roble enano, que era única en el mundo y que ha sido afectada por las llamas.

El epicentro de la tragedia se vivió de madrugada en los lugares de Panchés y A Curra, cuyos vecinos fueron los primeros en sentir el calor del fuego en sus caras y casas, en cuyas ventanas derretidas se constataba ayer por la mañana las altas temperaturas que se registraron.

La rapidez del fuego hizo tensa y larga la noche a los residentes tanto de las aldeas afectadas como de otras cercanas que veían cómo las llamas se acercaban amenazantes por la cima del monte a Cabanude y O Lugariño; por un lado, a Cornido, San Cibrán y Valdebois; por la costa, a Caldebarcos y Quilmas; ya al amanecer, a la propia villa de O Pindo.

El fuego afectó a las instalaciones de electricidad y telefonía, lo que dejó sin servicio durante horas a los municipios de la comarca de Muros y causó trastornos en otros próximos.

La asociación Monte Pindo Parque Natural ha culpado del desastre al desinterés de la Xunta por proteger el paraje, por lo que pide dimisiones y ha convocado una manifestación en Santiago de Compostela para el 6 de octubre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos

El fuego arrasa la riqueza natural y paisajística del monte Pindo