Galicia, «petada» de tiburones

espe abuín REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Surfistas y pescadores han protagonizado numerosos avistamientos de quenllas

09 sep 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Es lo que tiene el papel: que no se puede comenzar un reportaje con un documento sonoro. Si fuese posible, que no quede duda de que antes de arrancar este texto se escucharía la cadencia angustiosa de la banda sonora que John Williams compuso para Spielberg y su Tiburón. Porque en Galicia habelos hainos y ahora hainos más que nunca, por lo que dicen los surfistas gallegos y como corroboran los múltiples avistamientos de bañistas en distintos puntos del litoral. Hay tantos, que llegan hasta las mismas puertas del Palexco, en el interior de la dársena de A Coruña, donde hace dos semanas un grupo de jóvenes pescaron con caña una cría de tiburón azul.

En un principio, los biólogos del Oceanográfico de A Coruña abrazaron la hipótesis de que se tratase de un descarte realizado por algún barco pesquero. Pero eso fue antes de saber que la plaga es tal que hasta se ven desde el aire. Y no es una forma de hablar, porque los primeros en dar cuenta de que las aguas gallegas estaban infestadas de tiburones fueron los aficionados al kitesurf que matan el gusanillo entre las olas de Doniños, Esmelle, Cobas y otros arenales de Ferrol. Ramón Rodilla, que surfea desde hace más de dos décadas -fue presidente de la selección nacional de surf-, asegura que «jamás» ha visto una situación «como la de ahora», al tiempo que desgrana casos de avistamientos ya no solo en el área de Ferrol, sino en Sabón, Barrañán, Ares... «La cosa se pone interesante», admite Jaime Mejuto, investigador del Instituto Español de Oceanografía (IEO), que desechó la primera hipótesis -que se tratase de un descarte- al conocer el rosario de encuentros con tiburones que ha habido por buena parte de Galicia. Y si en el mayor número de casos los protagonistas se cruzaron con crías, Rodilla glosa el topetazo de una surfista que avistó en Esmelle uno de metro y medio. Ni que decir tiene que salió del mar antes que su tabla.

Capturas

Que en Galicia hay tiburones no es ninguna novedad. Es más, el azul, que lleva el papel principal en esta película, es un habitual del Atlántico norte. De hecho, ha sido, según Mejuto, captura frecuente de la flota artesanal, como los palangreros de Ribeira, Vigo o Arousa, pero la pescaban a varias millas de la costa, «por fuera de las islas Cíes, en Fisterra...».