El juez rechaza imputar a Renfe en el accidente de tren de Angrois

El instructor obvia la petición de Garzón y carga aún más contra el ADIF

x. Melchor
redacción / la voz

A no ser que la instrucción del accidente de Angrois dé un giro, Renfe no afrontará responsabilidad judicial alguna por el suceso que costó la vida a 79 personas. El magistrado Luis Aláez reiteró en un auto dado a conocer ayer su decisión de no imputar a la operadora del Alvia, rechazando así un recurso presentado con esa petición por el exjuez Baltasar Garzón, que ejerce la acusación en nombre de una de las víctimas.

El instructor no solo excluye a Renfe de posibles responsabilidades judiciales, sino que valora su papel respecto a la seguridad por el tramo cuestionado, al señalar que «aparentemente ha cumplido con las exigencias legales y reglamentarias que regulan su actuación, al poner al frente del Alvia accidentado un agente de conducción en condiciones de manejar y guiar un tren de ese tipo y por esa línea».

Además de alejar el foco sobre Renfe, el instructor carga aún más las tintas contra el ADIF de lo que ya lo había hecho en su auto del 20 de agosto. Aunque el juez estima que el ADIF «cumplió con las concretas exigencias impuestas por el Reglamento General de la Circulación ferroviaria de señalizar oportunamente el cambio de velocidad que afectaba a la curva de A Grandeira, tanto en la vía como en la documentación entregada al maquinista», Aláez adelanta que el gestor ferroviario «no hizo lo mismo con las exigencias legales sobre seguridad en la circulación». En concreto, achaca al ADIF no haber hecho un control efectivo de los sistemas de seguridad, «incluidos los de señalización y la mejora continua de las condiciones de seguridad del sistema ferroviario para la prevención de accidentes». Es decir, el juez instructor adelanta que no cree que el gestor ferroviario hiciese lo suficiente para prevenir accidentes en Angrois, porque «corresponde al ADIF -añade- el control y revisión constante de los elementos que garanticen una correcta y segura circulación y la adopción de las medidas necesarias con el fin primario de prevenir accidentes», incluso si fuese necesario de manera temporal. El magistrado advierte con claridad que la responsabilidad del ADIF por omisión es semejante a la que se le pudiera atribuir como causante del siniestro.

El ERTMS no era obligatorio

Finalmente, asegura que el sistema de seguridad ERTMS, el más avanzado, «no era obligatorio» en Angrois, alejando así responsabilidades por no funcionar en el Alvia dicho mecanismo. A petición de Garzón, Aláez solicita, eso sí, las actas de los consejos de Renfe y ADIF donde se tomaron decisiones sobre la seguridad en el tramo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos

El juez rechaza imputar a Renfe en el accidente de tren de Angrois