El incendio de Os Ancares quemó 100 hectáreas de bosque protegido

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

GALICIA

ANA GARCIA

El alcalde de Navia lamenta la falta de prevención durante el año

02 sep 2013 . Actualizado a las 12:57 h.

El fuego no sabe de reservas de la biosfera, ni de Red Natura, ni de espacios nacionales de caza, ni de lugares de interés comunitario. Todas las denominaciones ambientales que tiene Os Ancares no son suficientes para protegerlo de las llamas.

Después de 50 horas seguidas de fuego -entre las siete de la tarde del jueves y las nueve de la noche del sábado- la Consellería do Medio Rural daba por controlado (no por extinguido) el incendio que asoló los montes comunales de la parroquia de Rao, en Navia de Suarna. Durante la jornada de ayer se efectuaron trabajos de mantenimiento, echando agua para enfriar la zona afectada y evitar que volviese a reavivarse. Las estimaciones provisionales que facilitó la Xunta apuntan a que el incendio devoró 270 hectáreas, de las cuales 170 fueron de monte raso y 100 de arbolado, principalmente bosques de castaños y de robles centenarios, además de pinos plantados en las dos últimas décadas.

El fuego -que fue intencionado y por el cual tanto la Xunta como la Guardia Civil ya han abierto sendas investigaciones- arrasó por completo las dos vertientes de una montaña de Rao, dañando de manera especial a las partes bajas y frondosas cercanas a los ríos.