El muro azul en la montaña roja

Las mayorías del alcalde de Baralla amortiguan sus palabras en el PP


redacción / la voz

Baralla es un valle. Pero es la puerta de la que, políticamente hablando, se dio en llamar montaña roja. Pese a los repetidos desembarcos de Rajoy en campaña -fue en las autonómicas de octubre del 2012 y ya antes en las de febrero del 2009- ese es un campo en el que el PP todavía sufre las secuelas de antiguas batallas perdidas. En ese contexto, ese concello de 2.834 habitantes se ha convertido en una suerte de muralla donde desde hace años se frena el avance de PSOE y BNG.

De hecho, el momento en el que las fuerzas de izquierda estuvieron más cerca de cruzarla fue en las municipales del 2007, cuando con el Gobierno bipartito capitaneando la Xunta, el PP perdió el poder en todas las grandes ciudades.

El alcalde popular de Baralla, Manuel González Capón, obtuvo entonces su peor resultado, pero, con todo, sumó un 54,92 % de los sufragios. Fueron los mismos comicios en los que el PP perdió plazas en el este lucense como la de Becerreá o la de Navia de Suarna. Hasta la moción de censura en O Caurel que dio el poder a los conservadores y tras las posteriores elecciones del 2011, cuando los populares lograron recuperar Triacastela y As Nogais, el concello regido por González Capón aguantaba en la montaña roja.

Esa capacidad para amasar votos conservadores -más propia de un concello chairego que de uno de la montaña, como reconocen fuentes del PP- puede ser la que le haya valido para conservar el puesto después de las declaraciones realizadas durante un pleno de julio en el que dijo que los muertos del franquismo algo habrían hecho.

Ante tales palabras, la direccón del PP avanzó en su día que las declaraciones del regidor resultaban «inaceptables», pero entendían que la polémica había quedado zanjada con su rectificación y la rápida petición de disculpas.

Resolución parlamentaria

Cinco años antes, en octubre del 2008, durante el debate sobre el estado de la autonomía, el PP, entonces en la oposición, emitió su voto a favor de una resolución propuesta por el PSdeG y el BNG, que condenaba la dictadura franquista. El documento, entre otras cosas, ponía que «el Parlamento insta a la Xunta para continuar con las acciones dirigidas a recuperar y dignificar la memoria de las víctimas de la represión franquista y de la Guerra Civil».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El muro azul en la montaña roja