Pasajeros de Vueling pasan la noche en el aeropuerto de Lavacolla por la niebla de Alvedro

A Coruña / La Voz

GALICIA

Más de 150 usuarios que volaban a Barcelona llegaron a su destino con cinco horas y media de retraso

20 ago 2013 . Actualizado a las 13:48 h.

Más de 150 pasajeros que volaban de A Coruña a Barcelona llegaron a su destino el lunes de madrugada con cinco horas y media de retraso. Si la tarjeta de embarque ponía que el avión de Vueling tenía que salir de Alvedro a las 22.10 horas, finalmente lo hizo a las 3.30... y desde Santiago.

La niebla comenzó a cubrir la ciudad herculina el domingo por la tarde y, ya por la noche, trastocó muchos de los vuelos previstos en el aeropuerto coruñés. La mayoría de las compañías fletaron autobuses para trasladar a sus clientes a la terminal de Santiago y, desde allí, viajar a sus destinos. Todos lo hicieron en un tiempo razonable, pero los pasajeros de Vueling, entre los que había cinco bebés y varias personas ancianas, esperaron ese cambio de terminal hasta las doce y media de la noche. Algunos, hartos de esperar, descansaron en el suelo o acostados en las cintas de facturación. Finalmente, el bus llegó a Santiago a las una y cuarto de la noche. Allí les informaron de que tenían que esperar un avión que llegaba de Barcelona expresamente para recogerlos. «Al final, salimos a las 3.30 y llegamos a las 5.30. Pero tardaron en sacar las maletas y entramos en casa a las 6.30. No pudimos ir a trabajar porque no habíamos dormido», relató una afectada.

Responsables de la compañía Vueling confirmaron que debido a la niebla en Alvedro hubo que trasladar a los pasajeros a Santiago y que, por la rotación de aviones, no pudieron disponer de uno hasta la madrugada.