Un chairego corta el cuello a una mujer y acaba ahorcándose

Los hechos ocurrieron en Loentia y Ludrio, en Castro de Rei

Un cuñado de la pareja de la víctima habla con la Guardia Civil.
Un cuñado de la pareja de la víctima habla con la Guardia Civil.
pradero
lugo / la voz

Una vecina de Loentia, en Castro de Rei, se encontraba anoche en el hospital de Lugo en estado muy grave como consecuencia de que alguna persona supuestamente trató de segarle el cuello con un arma blanca. La mujer, M. L. V., de 42 años, apareció tirada en uno de los arcenes de la carretera N-640 en la zona de Ludrio, a unos 25 kilómetros de la capital lucense. La Guardia Civil realizaba anoche un amplio despliegue para tratar de localizar al posible autor de los hechos. Cerca de la una de la madrugada localizó ahorcado a un hombre que pudo ser el autor de la agresión a la mujer.

La voz de alarma la dio pasadas las ocho de la tarde una automovilista que circulaba por la carretera de Oviedo y se percató de que en el arcén, en sentido al Principado, estaba tirada una persona que se encontraba totalmente inmóvil. Avisó a emergencias y desde aquí movilizaron al servicio de auxilio sanitario 061. En un principio se creyó que la persona que yacía en el asfalto pudiera haber sido víctima de un atropello y que quien causó el mismo se había dado a la fuga, pero no fue así.

Los sanitarios se encontraron con una mujer de mediana edad que estaba tirada boca abajo. Según parece, cuando le dieron la vuelta para comprobar sus constantes vitales y otros detalles clínicos se encontraron con que tenía el cuello cortado. Eran, desde luego, heridas que no resultaban compatibles con un atropello porque en el resto del cuerpo la mujer no presentaba ninguna otra lesión.

Inconsciente

La mujer se encontraba en estado totalmente inconsciente y, aparentemente, en un estado muy preocupante. Tras ser estabilizada en el lugar fue conducida con urgencia en una ambulancia al hospital lucense donde se encontraba anoche. Los médicos comprobaron que su estado revestía gravedad, entre otras razones porque había perdido mucha sangre y también porque las cortaduras podrían haber afectado a una zona vital.

Una enfermera y un guardia civil que pasaron por el lugar de los hechos colaboraron en la atención a la víctima. Al determinarse que el hecho revestía carácter violento, fue avisada la Guardia Civil que desplazó al lugar diversos agentes de Castro Ribeiras de Lea y también a integrantes de la policía científica.

La mujer apareció a menos de un kilómetro de distancia de su casa. Existen dudas de si caminó ella sola hasta el lugar malherida y tratando de pedir auxilio o si, por el contrario, fue arrojada por alguien en el arcén y, posteriormente, se dio a la fuga. Estas cuestiones son las que trataba de averiguar anoche el equipo de investigación.

Los agentes tomaron declaración a diversas personas de la zona para conocer diversos aspectos relacionados con la mujer malherida y tratar de indagar qué pudo haberle ocurrido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos

Un chairego corta el cuello a una mujer y acaba ahorcándose