Accidente en Santiago: «Los verdaderos héroes son los vecinos»

José Ramón Baliñas, bombero de 48 años, se ha convertido en un icono de la tragedia


santiago / la voz

Cuando José Ramón Baliñas dejó su casa el pasado miércoles no pudo presagiar lo que le depararía el destino. Todo seguía la rutina de siempre en una noche cualquiera, de esas en las que la bruma atempera el bochorno de julio. Llegó al cuartel a las diez: se había librado de una noche movida, la de los fuegos, en la que a veces arde algún cajero. Hora y cuarto antes de que concluyera su jornada, el teléfono sonó. Pronto intuyeron algo grave.

«Nunca vi nada igual: nos dimos cuenta en seguida de que estábamos ante una tragedia». Padre, jugador de los veteranos de fútbol de Villestro, bombero de 48 años y con 25 de experiencia en el cuerpo, la imagen de José Ramón Baliñas con una niña en brazos ha dado la vuelta al mundo. Es lo que tiene al azar. Y el implacable testamento que dejan las tragedias, donde el desgarrado dolor convive con la imagen de los héroes. Sin quererlo, José Ramón Baliñas ha quedado inmortalizado ahí. «La niña estaba herida y tendida en la vía del tren y teníamos que sacarla de allí, pero como a otros». El bombero entregó luego a la pequeña a otros vecinos para que la apartaran, y no supo más de ella. Sabe que estaba con su madre y otra señora, gravemente heridas. Pero en la memoria de este santiagués perdura el trabajo de los parroquianos de Angrois, los primeros en llegar. «Estaban atendiendo a los heridos y sacando gente atrapada en un escenario tremendo, luego nos dejaron paso a nosotros, pero yo creo que ellos son los verdaderos héroes».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
105 votos

Accidente en Santiago: «Los verdaderos héroes son los vecinos»