Accidente en Santiago: ¿Se podría haber evitado?

Expertos en sistemas ferroviarios coinciden en que, con una mejora en los niveles de seguridad, el impacto se podría haber minimizado


redacción / la voz

Hay dos preguntas que zumban desde la noche del miércoles: ¿Por qué? Y ¿se pudo haber evitado? La respuesta a la primera pregunta se sabrá con las dos investigaciones ya abiertas, una judicial y otra interna (en la comisión de investigación de accidentes ferroviarios). Todo apuntan a una entrada en la curva de A Grandeira con una velocidad excesiva, incluso a 190 kilómetros por hora para un tramo limitado a 80. Ahora bien, ¿se pudo haber evitado que el maquinista llegara lanzado a ese punto, el kilómetro 85 de la línea Ourense-Santiago? Expertos en sistemas ferroviarios coinciden en que, con una mejora en los niveles de seguridad, el impacto se podría haber minimizado.

Esos expertos, en todo caso, hablan con muchas cautelas y preservando su anonimato porque algunos trabajan, o han trabajado, para ADIF o Renfe. Pero apuntan a una «carencia fundamental» con sus consecuencias: el sistema ERTMS. Se trata de un sistema de control del tren que permite que se aminore la velocidad y se adapte a lo que dispone cada tramo, o que incluso se dispare el frenado. Ocurre todo ello cuando se detecta un problema, como un tren que está cerca de otro, o cuando (como en el caso de Santiago) se supera la velocidad marcada en un determinado punto. Ese sistema de seguridad está operativo en todas las líneas de alta velocidad en España, salvo en la gallega y en la Madrid-Sevilla, que es la más antigua, según explican las mismas fuentes.

En el tendido Ourense-Santiago ese ERTMS existe, pero solo funciona para los trenes Avant, de media distancia, y no para los Alvia 730, sostienen algunas fuentes. Otras dicen que sí está activo, pero justo hasta un kilómetro antes del accidente. En todo caso, no opera en Agrois.

El equipamiento de seguridad que sí está activo en el Alvia que circula por Galicia es otro, el ASFA. Se trata de un sistema que no provoca el frenado automático, sino que da una alerta al conductor (solo frena con una señal en rojo o un obstáculo). Según el ADIF, administrador de infraestructuras, este operativo, el ASFA, es suficiente para la zona en la que se produjo el siniestro, al estar cerca de una entrada urbana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos

Accidente en Santiago: ¿Se podría haber evitado?