Feijoo aplaza a septiembre por el naval la cumbre de presidentes

El jefe del Ejecutivo inaugurará el curso político con Albor, Touriño y Laxe

Los expresidentes y Feijoo -juntos en la foto, de diciembre pasado- iban a reunirse este mes.
Los expresidentes y Feijoo -juntos en la foto, de diciembre pasado- iban a reunirse este mes.

Santiago / La Voz

A pocos como a él les gusta marcar el paso, medir los tiempos, decidir por dónde y cuándo pisan. En esta ocasión, sin embargo, al Feijoo calculador, al gobernante reloj, lo ha devorado la actualidad, se lo ha comido el tictac de las agujas. La agenda, al garete; las previsiones, trizas hechas. Con la gestión de la crisis del sector naval robándole casi todo el tiempo extra que había logrado procurarse, el jefe del Ejecutivo autónomo se acaba de ver obligado a aplazar la que era su gran apuesta para este julio: la celebración de la primera cumbre de presidentes en la historia de la autonomía.

Esta semana, el líder popular se ha puesto en contacto con sus predecesores en el cargo, dos socialistas y un conservador, para ponerlos al tanto del cambio de planes. Les ha explicado que la asistencia a despachos convocados sobre la marcha para tratar de paliar el problema del tax lease le impiden, al contrario de lo que anteriormente había pactado con ellos, citarlos ahora si no es para poco más que una charla, algo a lo que se niega, para no restar trascendencia a una idea en cuyos posibles frutos confía. Basta con repasar la actividad más reciente de Feijoo para comprobar que razón no le falta. Solo en el último par de semanas, ha asistido, con el futuro de los astilleros como único punto en el orden del día, a dos reuniones en Madrid, una en Bruselas y cuatro a caballo de Vigo y Santiago.

Comprensivos, sus interlocutores han aceptado la propuesta de fecha alternativa para la cumbre: justo a la vuelta de las vacaciones, a principios de septiembre, antes de la proclamación del secretario xeral que sustituirá a Pachi Vázquez al frente del PSdeG. De hecho, el actual presidente de la Xunta quiere convertir ese acto con quienes lo antecedieron en el principal de la apertura del curso político 2013-2014 en Galicia.

En el foro se darán cita Gerardo Fernández Albor (PP), mandatario de enero de 1982 a septiembre de 1987; Fernando González Laxe (PSOE), primera autoridad de la comunidad durante los 30 meses siguientes; y el inquilino de la residencia oficial de Monte Pío desde agosto del 2005 hasta febrero del 2009, el también progresista Emilio Pérez Touriño. El sucesor de este último convoca al trío ante «a magnitude dos desafíos que a crise económica situou no presente máis inmediato de Galicia, [...] que carecen de precedentes».

Desde la «lealdade», con la única ausencia del fallecido Fraga, todos los que saben qué es dirigir la comunidad abordarán un amplio menú de temas todavía pendiente de cierre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Feijoo aplaza a septiembre por el naval la cumbre de presidentes