Salvan la vida tras estrellarse con un ultraligero en Foz

M. garcía / j. alonso FOZ / LA VOZ

GALICIA

PEPA LOSADA

Los pilotos activaron el paracaídas de emergencia al desorientarse por la niebla

21 jul 2013 . Actualizado a las 14:29 h.

Los dos tripulantes de un ultraligero -residentes en Valladolid, de 54 y 60 años de edad- salvaron ayer la vida tras estrellarse con la nave en la que volaban en Nois, en el municipio de Foz. Saldaron el incidente con contusiones y alguna otra herida, de las que fueron atendidos en el Hospital da Costa, pero de poca entidad. El ultraligero, moderno y de alta gama, sí resultó muy dañado y sus alas -la envergadura de la nave ronda los quince metros- destrozadas, pues en la caída se desprendieron del fuselaje. La niebla fue la que provocó el accidente.

Los dos tripulantes habían despegado por la mañana de Valladolid. Aterrizaron en Ribadeo para repostar y pasar el día, visitando la playa de As Catedrais y comiendo en la zona. Así lo explicaron desde el Club Aéreo de Ribadeo, donde apuntaron que se trataba de aviadores de «experiencia media», una apreciación con la que coincidieron ellos mismos: «El pilotaje es de doble mando y se puede decir que mi compañero tiene bastantes horas de vuelo», señaló uno de ellos.

La niebla

Por la tarde tenían previsto regresar a Valladolid, pero la niebla, espesa desde Ribadeo hacia Asturias, era una seria amenaza. «Nos dijeron que había unos claros en Foz y decidimos despegar para dar un rodeo y dirigirnos después a Valladolid, esquivando la niebla», continuó relatando uno de los aviadores, el de mayor edad.