Manuel Cuíña, a quien reprobó la corporación, fue investido ayer como nuevo alcalde de Silleda

Ocupa el cargo en sustitución de Paula Fernández, quien renunció tras su nombramiento como senadora


Lalín / La Voz

Silleda cuenta desde ayer con nuevo alcalde socialista tras el pleno de investidura. Manuel Cuíña prometió el cargo, que ocupa en sustitución de Paula Fernández, quien renunció tras su nombramiento como senadora. También lo hará como concejala, el día 23, sumándose otro edil del PSOE, Antonio Couso, que pretendía dejar el acta desde hace tiempo por motivos de trabajo. La marcha conjunta pretende facilitar que la crisis de gobierno, con dos bajas en un grupo de seis, se resuelva con una única reestructuración del gobierno, que está en minoría tras romper el bipartito con el BNG en marzo.

La formación nacionalista, con su único edil, Matías Rodríguez da Torre, protagonizó en parte la sesión plenaria al marcharse antes de la votación. Tras no postularse como candidato, en su intervención arremetió contra sus ex socios de gobierno y contra el PP. El concejal del BNG recordó que el nuevo alcalde está reprobado por la corporación -algo que resaltaron también los populares-, entre otros motivos por el impago del recibo de la basura. Por su parte, el candidato del PP, José Luis Espiño, auguró que sería «un alcalde teledirixido».

Manuel Cuíña reconoció, tras recibir el bastón de mando, que aún queda mucho trabajo por hacer, como construir la residencia de ancianos y la aprobación del Plan Xeral. El nuevo regidor tendió un puente hacia la oposición, ofreciendo «diálogo e traballo» para sacar adelante proyectos comunes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Manuel Cuíña, a quien reprobó la corporación, fue investido ayer como nuevo alcalde de Silleda